Blogia
sergiobrau

Lo peor no es quedarse fuera

Que quieren que les diga, para mí, lo peor no es caer en Copa a las primeras de cambio, y eso que la Copa es y será nuestro torneo, amén de que muchos no se enteren. Lo peor no son los groseros errores defensivos de ayer, ni siquiera los dos en ataque que nos habrían dado el paso. Lo peor es darte cuenta de que hay futbolistas, que amén de no tener calidad para jugar en primera, ni siquiera se esfuerzan por parecerlo, y ojo, que no solo apunto a Casas y a D´ñobeitia, los que ya han tenido tropecientas oportunidades y siguen dando lo mismo. La primera parte de ayer fue tan deplorable, que a todos, sin excepción se les debería caer la cara de vergüenza, y más aún, al que portó el brazalete de capitán (se fue tan cabreado que ni lo dejó a otro compañero.) Explicarle a un futbolista de 28 años porqué se le cambia, no debería ser el trabajo ni de Sarriugarte ni de nadie, pero Félix está verde en algunas cosas. Muchos, por no decir todos, han criticado su planteamiento inicial, que él mismo corrigió a los 15 minutos sacando a Iturriaga del interior zurdo, y en el descanso sacando a Casas. La salida de los mejores del equipo salvo Orbaiz, dejó bien a las claras que lo que hay, no alcanza ni para ser sombra de lo que hay en el banquillo. Así y con estas, la entrada de Urzaiz y sobretodo la de Yeste, le dió al equipo algo, poco pero bastante como para que el segundo se inventara el pase, y el primero y Velasco se inventaran el penalti. Y luego, la ilusión de creer, la poca decisión en el remate de Llorente, la equivocación o mala elección en el remate de Urzaiz, y una prórroga esperanzadora. Pero sólo sirvió para sacarnos más la vergüenza y el sonrojo de vernos superados, dominados, y encerrados durante 15 minutos por un equipo en inferioridad. Le robo la frase a mi admirado Jon Agiriano, quien en El Correo dice hoy: "al Athletic le duele tanto la pelota, como España a los escritores de la Generación del 98". Así de cruel, pero así de simple. Ahora todo, absolutamente todo se me llena de dudas. Si Félix es capaz de sacar esto adelante, si realmente muchos de los que jugaron ayer saben lo que representan y a quién representan. y si Dios no lo quiera a este equipo se le lesiona Yeste: ¿de qué vamos a vivir? y sobretodo ¿con quién? La última oportunidad para los menos habituales se esfumó, y la realidad me martillea fuetrte y claramente: no hay recambio, ni asomo de ello. Para colmo de males, alguno de los que deben tirar del carro, hace tiemmpo que ya ha bajado los brazos. La actitud de Joseba ayer, me duele tanto y a la vez me revela tanto, que pone una fría capa de sudor sobre mi frente y sobre todos los que amamos al Athletic. Es cierto y lícito pensar que mejor que no sigamos, que si estamos muy justos para una competición, cómo vamos a afrontar dos. Pero el Athletic en la Copa es otro, y algunos parecen no querer enterarse. A pesar de sus errores entiendo la apuesta del entrenador, la comparto en algunos puntos, pero la respuesta que recibió a la confianza depositada en unos cuantos fue nula, y Félix debería no olvidarlo. Ayer el Athletic jugó una especie de amistoso en Mallorca, lo bailó un equipo en inferioridad, y lo que es peor, dejó todas sus carencias al aire, y otra cosa peor, la falta de cabeza, de corazón y de garra, esa que siempre nos ha distinguido, y que poco a poco se va apagando, y nadie, salvo algunas honrosas excepciones, arrima una ramita para que no se apague definitivamente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres