Blogia
sergiobrau

Llega tarde, pero gracias

Me iba a ir a la cama. He tenido una tarde noche entretenida, debatiendo con mis amigos Jesús y Jon mediante mails la ruptura de relaciones del Athletic con la Real, pero me ha encendido sobremanera una columna de Iñaki Izquierdo en el DV, periódicco que por cierto, últimamente va fatal de ética profesional. O sea, que el Athletic va en contra de la jsticia y está por encima de ella... BIen bien. Digamos ciertamente que sumando el caso Gurpegui, el Athletic lleva 6 o 7 bofetones en los trribunales, y que en el caso Zubiaurre, defiende loo indefendible. Ahora, no falseemos, Izquierdo, porque de las 4 sentencias, el Athletic no ha intervenido en las dos primeras, en las que Zubiaurre fue quien denunció a la Real y perdió, y en las otras dos, no ha sido condenado. Para colmo, tengo que leer que favorecen a la Real, que sale ganando. Oiga, si sale ganando ¿por qué recurre? Porque reclama 33 millones de euros, por eso reclama. ¿Y Iñaki Izquierdo periodista y digoyseguidor de la Real me habla de ética y mal comportamiento? Sí, asumámoslo, creo que el 90 o 95 por ciento de los Athletizales, más o menos alto reconocen que jugamos sucio, que nos metieron en este barco y en lugar de bajarnos seguimos remando aun sabiendo que no íbamos a ganar nada y a perder, poco o mucho a perder. Pero por fin, se hace algo coherente. Sí. Desde hace 11 años venimos sufriendo cláusulas antiathletic en los contratos de la Real con los futbolistas pretendidos por el Athletic. Durante ese o más tiempo se nos ha acusado repetidas veces de robar jugadores cuando lo hemos pagado peseta a peseta, o euro a euro. Ahora por fin, se hace algo que se debió hacer hace muchos años. No por lo de Zubiaurre, que no deja de ser igual de cacicada que lo que Lamikiz intentó hace ya año y medio, sino por todas las afrentas e insultos que el Athletic, sus jugadores y aficionados tienen que aguantar día tras díao que son unos santos, me da igual. Me alegro, y estoy orgulloso de la decisión tomada. Puede que la puesta en escena sea algo teatrera, pero en fin, más teatro hacen otros cara a la galería de una afición a la que no hacen más que darle coscorrones, y a la que tienen que endulzar con un caramelo. Eso sí, un caramelo mezcla de verdad y mentira, porque el último farol de la Real, es una mentira. Que reciban lo que merecen, que no sé realmente a cuanto asciende, y que se queden o se vayan donde el fútbol los ponga, y que nos dejen, que se preocupen de lo suyo, y si alguien me dice que hagamos lo mismo, lo siento, de la Real pasamos, de sus futbolistas no, aunque a este paso,, en un año o dos, quizá ya no nos pueda interesar ninguno, porque no entren en nuestra filosofía. . Así que ladren, digan misa o que no les importa,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres