Blogia
sergiobrau

Tampoco fue para tanto

La prensa madrileña anda entusiasmada, quizá agarrándose a cualquier saliente para ver débil al barça. Cierto es que el Espanyol tuvo alguna ocasión para haberse adelantado, sobre todo una clarísima (creo que de Soriano) que por chupón quizá privó a los “Pericos” de la hazaña, aunque luego se desquitara con un golazo. El Barça pareció débil porque en 60 minutos ganaba por 3-0 y no tenía mucho más que hacer que pasar el rato que quedaba, sin lesiones ni nada extraordinario. Los goles del Espanyol alegraron la noche pero sólo para darle emoción. No le quito mérito a los hasta el momento suplentes blanquiazules, lo dieron todo y estuvieron cerca, pero al Barça lo noté sobradom, regulando, controlando pero sin descuidarse. Eso sí: la defensa del Barça si juega siempre en Copa, es mucho más vulnerable. Ni Cáceres ni Piqué dan sensación de jerarquía, de tranquilidad, de saber estar. Igual es una sensación por el partido de ayer, pero el Espanyol llegó relativamente fácil por momentos. ¿Quién jugará la final si llegan? ¿Cáceres, Silvinho y Piqué? Me da que no, pero de débil el Barrça nada. Puede permitirse bajar el pistón, no golear ni maravillar pero ganar, y eso no es debilidad, es practicidad y fondo de armario, o sea, lo mismo que hace Juande en el Madrid pero sin fondo de armario. Entiendo la necesidad de muchos para agarrarse a lo que sea, entiendo que hay que vender y no desanimarse, pero no se puede negar la evidencia, el Barça además de jugar bien, es práctico, gana, no comete errores y no te da opción a golpearle. Eso sí, en uno o en dos partidos, cualquier cosa puede pasar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres