Blogia
sergiobrau

Los odios del centralismo deportivo

En Madrid se aburren. Querrán llamarme mal pensado, pero la semana en que Ibarretxe sale de la cueva para hablar de plan soberanista, algunos vuelven con la matraca de Gurpegui: ¡y qué matraca!
Que si 9 de norandrosterona, que si el contraanálisis positivo, que si padilla esto, que si Padilla lo otro, que si dos años sin sanción...
Podrán tener razón o no, pero todos olvidan una cosa, incluso el Athletic.
Gurpegui dio positivo un maldito 31 d agosto en Anoeta (digo maldito, por el 4-2 y por aguantar a algunos forofetes anónimos que ahora se esconden como caracoles, esos que son de la Real sólo cuando gana. Por cierto, los buenos siempre dan la cara. Bien se vale de ellos).
El Athletic conoce la sanción el 1 de diciembre, 3 meses después. Repito 3 meses después, 3.
¿Qué pasó durante ése tiempo?
Que Alfredo y su “rebaño” investiguen eso en lugar de contar los penaltis de cada año (como el de Marchena, Alfredito), y dejen a los terrestres en paz.
Y ya no entro con lo de las sustancias prohibidas por el CSD que son distintas a las de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), a las que se acogen FIFA y UEFA.
Por cierto: el Athletic y Gurpegui se saben defender solos. No necesitan indultos de nadie como otros (duele por cierto que indulten al Barça en lugar del Madrid).
Y otra cosa queridos centralistas forofetes.
La reivindicación histórica del Athletic, (que se reconozca la Copa ganada por el Bizcaya en 1902) todavía no se ha hecho efectiva en 17 años de mandato de Villar. Si eso es ayudar o ser el ojito derecho de alguien... que baje Florentino (o sea Dios) y lo vea (o especule).
Que sus miradas cargadas de odio miren para otro lado, o simplemente, háganselo mirar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres