Blogia
sergiobrau

Vamos bien pero ¿habrá que ganar algún día no?

Bueno, esto parece otra cosa. Cada día una mejor cara hasta que el sábado vimos algo de lo que esperamos que sea el nuevo Athletic. Desde luego los nombres van cambiando, unos vuelven y otros afortunadamente van saliendo del equipo y de la plantilla, pero de momento, que no sabemos qué es sumar de a tres oiga. Tampoco es cuestión de obsesionarse, porque se van viendo cosas que ilusionan, o que al menos invitan a no sufrir: hay portero, y eso no es un desprecio a los dos anteriores inquilinos de la portería, pero qué quieren que les diga: este es mejor. También hay que decir que tiene una defensa algo más solvente: porque tiene a un tío que aunque a veces se le cruce un cable, manda, grita y ordena la defensa, y ese es Aitor Ocio, un gran lamikicista, como yo. Del Horno lleva 1 año y 5 meses sin jugar, y digo yo que se le debe de esperar, poco a poco volverá donde solía. Una de las dos grandees noticias del sábado es que ha vuelto Pablo. Aún falto de ritmo, pero cada vez se parece más al mejor Orbaiz, y es una de las mejores noticias quue podíamos reccibir. Al igual que la reaparición de Iraola, por quien padecí bastante el pasado año, pues en los papeles oficiales de las alineaciones salía, pero sólo ahí. Sería imperdonable no hablar de Susaeta. Ha completado dos buenos partidos, y es una promesa en firme, pero dejémoslo de momento ahí. Camino tiene por recorrer, y la madera parece buena, pero no le equivoquemos el destino al chaval. Por cierto: este sí es del Athletic y no el pesetero del ex delegado, que hay que tener rostro y cara para reclamarle al Athletic una jubilación anticipada, como si no hubiera vivido bien durante este tiempo. Aunque el que tiene mayor delito, es el que se va de rositas, sigue vendiendo lo que él llama vino, y encima se sigue permitiendo el lujo de opiinar sobre el Athletic. A ver si en lugar de llamarle para pedirle opinión sobre tal o cuál candidato, le preguntan porqué blindó a más de un trabajador del Athletic. Si es tan hombre como aparenta, que lo explique, porque como una vez dijo el amigo de los refranes se está convirtiendo al paso que le descubrimos blindajes en "la quintaesencia del cinismo y de la puñalada trapera por la espalda." Han sido muchos, pero el deporte de moda es poner a parir a Llorente. A mí nunca me han llamado la atención las modas, y por eso no lo voy a haceer. He de reconocer que siento algo de pena: ¿qué le pasa? ¿Qué necesita? Oportunidades tiene, ocasiones también, quizá no la recompensa del gol, pero como muchos yo le noto con un pelín de bisoñez, sin esa chisppa desparpajo o mala leche que se necesita para jugar en primera. Muchos habrá que lo habrán bendecido por fallar ese mano a mano, pero los mismos serán incapaces de pegarle a Joseba por hacer lo mismo ya en el descuento. Yo de esos, bien lejos. Estamos en el buen camino, ojalá lleguen pronto los goles y las victorias. Y digo yo: ¿y a Yeste? ¿Dónde ponemos a Yeste? El marrón, pa ti Joaquín.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres