Blogia
sergiobrau

eskerrik asko Roberto

Ayer Roberto Laiseca dijo adiós al ciclismo, por lo menos encima de una bici. Y creo que se merece unas líneas, porque ha sido uno de esos ciclistas que siempre me han emocionado, por los que siempre he sentido una pequeña debilidad. Recuerdo (como no) aquella etapa en Luz Ardiden, mientras el cabalgaba por sus rampas arropado por las camisetas naranjas y las ikurriñas, yo viajaba rumbo a VValladolid, y la voz de Íñigo Marquinez alentando a Roberto me ponía los pelos de punta. Le vi ganar hace dos años en Cerler, en una etapa de la Vuelta a España. Ganó sin ruido, ssin estridencias, como el modesto que siempre fue. Aun así, era el referente de Euskaltel, porque nunca se guardó nada, ni se bajó de la bici porque le dolía una ceja, como hicieron otros. Siempre fue un profesional, un tipo que lo daba todo encima de la bici. No era rápido, ni rodaba bien, pero subía con ganas, y eso le llevó a sonreír muchas veces en lo alto. Hoy quiero despedirle modestamente, dándole las gracias por aquellas tardes de Tour, por esa etapa en Cerler, por estar siempre en la bici dándolo todo, por pasar siempre desapercibido, sin estridencias. Por no creerse más de lo que era, y por ser honrado, que en este mundo del ciclismo, no abundan los tipos como él. Que te vaya bueno, Laiseca.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres