Blogia
sergiobrau

¿Dónde están? No se ven...

Ni se ven ni se oyen. Me refiero a todos esos bocazas que aseguran esio de que entre equipos vascos se ayudan. Ya ven. Hasta el vasco Gari Uranga lo decía hace dos años cuando se jugaba el ascenso con el Getafe, y el Alavés, rival por aquél entonces para subir a Primera, jugaba en Ipurua. Pues no, señores, no hubo ayudas. La Real no empató en Montjuñc a pesar de que el Espanyol se empeñó en pegarle al palo en lugar de meterla. Ese gol de Coro, ese gol salvador hizo brotar las lágrimas de todos. Que los Jarque, Lopo (que es del Depor para el año que viene), Tamudo, el héroe Coro y unos cuantos más, Pericos salidos de la cantera lloraran no es raro. Que lo haga Lotina, que tiene 48 añazos tampoco parece normal (gran tipo Loti: te lo mereces), pero que lo hagan Mariano Zabaleta o Luís García, recién llegados al club, es tan sorprendente como maravilloso, y demuestra, que algunos todavía aman de verdad la camiseta que defienden. Es extraño pues que nadie haya mentado los amaños de los equipos vascos en las últimas jornadas: pero claro, no hemos caído en que gran parte de España quería que bajara el Alavés. Por eso nadie ha abierto la boca. Y mira que los que lo afirman la tienen grande... Pero se han tapado, porque este año no les ha parecido relevante que la Real le echara un cable al Alavés. Por cierto: dentro de 40 años, alguno mirará la clasificación de esta Liga y dirá: ah pues el Athletic acabó en el puesto 12. ¿no está mal, verdad? El fútbol es de locos, amigos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres