Blogia
sergiobrau

El premio por la peregrinación

Algo había que hacer, y alguienn tuvo la brillante idea. Por ello le felicito. También a todo el que se rascó el bolsillo para pagar los autobuses. Me cuesta imaginar a Lamikiz sacando varios billetes de quinientos euros, pero le concederé el beneficio de la duda. Había que ganar y se ganó. ¿Merecidamente? No. Ni mucho menos, pero se ganó. Y se vuelve a respirar, otra válvula de oxígeno no va mal. Buena culpa de todo la tiene Iñaki Lafuente. Con sus cuatro paradas de mérito, sujetó a un equipo que se caía, que ni creía ni creaba ni llegaba, y así es muy difícil. Habrá que perdonarle a Etxeberría la inactividad, y a Yeste, habrá que perdonarle algo, porque volvió a estar ausente. Aunque es fácil la crítica, tiene una buena defensa. Apenas tuvo balón, y sin balón... El Athletic volvió a jugar mal, otra vez, a ser pesadamente lento, otra vez, a no dar tres pases seguidos, otra vez, y a desquiciarme hasta lugares insospechados, otra vez. Pero volvió a la senda del triunfo, y los 4.000 valientes lo agradecieron de veras. Porque ellos sólo qquerían eso (y yo), que el equipo ganara, y lo hizo. En situaciones extremas como estas, da igual como sea, pero esperemos que de una vez por todas, seamos capaces de encadenar dos victorias seguidas. Recibir más tarde al Cádiz en San Mamés fuera del descenso, será una de esas finales apoteósicas. Pero para eso, aún queda Villarreal y otra salida complicada. Vamos a disfrutarlo unos días, y luego ya se verá. P.D.: Este es un aviso para los vecinos: sólo a tres puntos del Athletic. Ojitoooooo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres