Blogia
sergiobrau

La curz y las cruces.

Desde hace ya casi 20 años, el Athletic siempre ha tenido una cruz: la defensa. A veces enmascarada por el ataque (en los primeros dos años de Luis), otras tapada por la aparición de alguno que daba la talla a su modo (Alkorta, Andrinua, Tabuenka, Lakabeg, Larrazábal por citar algunos...) De unos tres años a esta parte no sólo es una cruz, sino una calamidad. En la situación actual del equipo,es entendible que al querer despejar un balón, uno lo despeje y otro lo empuje a gol en propia puerrta, o que te ganen por velocidad, y hasta siendo muy permisivo, puede (y suele pasar), que te ganen la espalda y adiós muy buenas. Lo que no puedo concebir, es que Litos rematara a gol rodeado por tres defensas, no lo concibo, no lo admito. Supongo que Prieto y compañía serán de los que peor lleven esta situación, pero la verdad es que desde fuera, no encuentro la explicación y el perdón. No obstante, día tras día y partido tras partido, Clemente se encarga de recordar a los defensas lo endebles que son: si un día te meten tres goles, pues al siguiente pone uno más. No encajas y repite la receta: te meten dos y por alto. Y luego, con tres tiros a puerta en casa del colista, que llevaba más de cinco partidos sin marcar gole en casa, es la suma del fracaso rojiblanco. Clemente es terco, muy terco y jamás lo podré entender, nii siquiera comuklgar con sus ideas, aunque a veces sean acertadas. Y sigue en sus trece. Siempre jugar en función del rival. ¿Llegará el día que el Athletic juegue de la única forma que sabe? Todos para arriba, hacer 15 ocasiones, que entren dos o tres, y luego que todos (hasta Urzaiz y Llorente) defiendan. Y de esa forma, el Athletic summará más puntos: seguro. Lo del sábado es tan doloroso, que me cuesta mucho volver a sonreír con el panorama que viene el sábado. Ese ha sido y será mi partido, mi clásico personal. El Madrid en La Catedral. Más que un partido, más que tres puntos. Si me lo ponen por escrito y en blanco, firmo el 0-0. Así de claro. El mejor Madrid de los tres últimos años, contra el peor Athletic de la historia. Sí: peor que el de Estepanovic, mucho peor. Y para colmo de males, queriendo o sin querer, Yeste se borró del partido con una tarjeta absurda. Aunque mirándolo fríamente, el siguiente partido, Santander, es más importante clasificatoriamente hablando. Voy a dejar de incidir en el tema Yeste, porque ya he hablado bastante. Sólo diré, que con dos tíos como únicos compañeros fijos de ataque, el de Basauri tampoco puede hacer maravillas. Y en fin: hay algunos que saben puntuar en campos tan complicados como El Madrigal o Getafe, y el Athletic, volvió a decirle al Málaga que le tenía miedo y que lo respetaba. Con tanta humildad, no sé dónde vamos a ir a parar. Menos mal, que los vecinos y los goles de sus canteranos, nos echaron un cable. Y Serra Ferrer en Zaragoza, tres cuartos de lo mismo. Reflexionemos: hagamos examen de conciencia, que de los 67 puntos en juego con el Málaga, no hemos visto ninguno. Que no nos hagan falta. Y ya voy poniendo velas para el sábado. Y a ver si Zidane o Guti tienen un pequeño percancce en la Copa, o los expulsan con roja directa... Viva mi juego limpio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres