Blogia
sergiobrau

Desde la UCI.

Ha pasado más de un mes desde mis últimos comentarios, y en el Athletic, heemos vivido un cúmulo de noticias, despropósitos y desilusiones sin igual.

El equipo iba a la deriva, se atisbaba, se palpaba.

El cobarde Fernando Lamikiz, tomó la decisión  adecuada en aquél momento.

La salida de Mendi era necesaria, y también la llegada de Clemente.

Lamikiz es falso y cobarde.

Minutos después del empate contra el XCelta, Lamikiz convenció a la junta directiva de seguir con Mendi.

Le costó unas 3 horas haceerlo.

En menos de 24 horas, ya había cambiado de opinión y decidió el cese.

¿Cómo puede cambiar tanto la opinión de una personna en tan corto espacio de tiempo?

Sólo una persona sin ideas, y sin  motivos para negar la evidencia, puede actuar así.

Lamikiz, sabía que su gran apuesta se desmoronaba, y delante de la Junta directiva, representó un papel por el cuál está nominado al “Max” al actor revelación.

Todavía no hemos escuchado la evidencia: Lamikiz, se equivocó con la elección de Mendilibar, ni la escucharemos.

Los que se visten por los pies, saben reconocer sus errores.

Ni sé ni quiero pensar, por donde se viste nuestro presidente.

La llegada de Clemente, no ha modificado el panorama.

Tras el aprobado de Monjuñc, y la Copa a la que luego me refiero, llegó el suspenso del domingo.

Clemente se equivocó. Jugó en casa con 6 defensas. Si ccon 4 se falla, con 5 6 se aumenta el riesgo, y así pasó.

El Athletic extrañó muchísimo a Orbaiz, y recuperó a Urzaiz y a Josefa que es lo único destacable e ilusionante que dejó el partido.

Más allá del fallo del penalti (que sólo falla el que los tira), y de la horrible ejecución, Yeste volvió a ser silbado con razón.

Debe darse cuenta, que al igual que Urzaiz, Orbaiz y Josefa, tiene que echarse el equipo a la espalda.

Tiene que usar su talento (el que parece que muestra cuando quiere), para conseguir goles increíbles, para poner balones como sólo él sabe, y para dejar de desquiciar a sus compañeros y a la afición.

El equipo va a seguir sufriendo a pesar de lo que haga el sábado, porque salir del pozo ni es fácil, ni rápido, ni mucho menos gratis.

Hay que pagar precios altos, y la afición, debe estar dispuesta a pagarlos. Y no hablo lógicamente de dinero, sino de pagarlo con decepciones, y guardar las ilusiones para otros momentos.

En lo positivo, el equipo agradece la llegada de Urzaiz, y Llorente, es otro cuando sale del banquillo.

Hay otros, al margen de Yeste que siguen apáticos  irreconocibles como Iraola, y otros como Javi González, que no sabes por dónde van a salir.

Queda mes y medio antes de que llegue la Copa y el equipo tenga por lo menos, dos partidos extras en enero.

Yeste ganó, él solito, un partido que se había puesto feo, y aunque ningún equipo de primera será con el Hospitales, hay que acudir a ese partido, y a ese Yeste para salir pronto de la UCIy pasar a planta.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres