Blogia
sergiobrau

El algodón no engaña

Se confirma lo evidente, no hay pegada, no hay quien la empuje. Aduriz y Josefa juegan, luchan, meten, corren pero a la hora de definir, no hay manera. Vélez y Llorente bastante tienen con pensar si chupan banqueta o si salen, y si lo hacen, cuando va a ser el primer cambio, para que entre uno y el otro abandone el campo. Todos sabemos lo que le falta a Llorente, y me empecino en discutir sobre Llorente porque me parece uno de los chicos con mayor proyección hace unos años, pero ya me siembran de dudas todas las cosas que le pasan. Ya dije aquí, y no me cansaré de repetirlo, que si Llorente no se convierte en el referente goleador del Athletic de los próximos años, será gracias a Mané y a Clemente (ese que quiere tanto al Athletic) a partes iguales. Caparrós, poco hace por evitar entrar en los culpables. Por favor, o Llorente, o Vélez, 3, 4 o 5 partidos, y si no va, se cambia. Pero un día uno y otro día otro no vale, no sirve, no soluciona nada. La gente se cabrea, los jugadores no están a lo que están, y así vamos. Ahora el calendario dicen que se suaviza, pero temo al Almería como el ratón teme al gato, pues estos modestos son los que ponen en evidencia nuestras vergüenzas. El partido del Villarreal sirvió para perder como casi siempre, pero también para que el equipo dejara buenos destellos de equipo sólido y solvente hasta tres cuartos de ataque, así se empieza a espantar fantasmas. Así, y metiendo goles claro. Es extraordinariamente curioso que los que siempre nos ha salvado, del descenso, de jugar en Europa, de eliminatorias coperas imposibles, sea ahora nuestro talón de Aquiles. En fin, veremos, esperaremos ¿gritaremos? Amén.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres