Blogia
sergiobrau

Hay otra chance

Lo de anoche en La Bombonera fue justo. Pues si bien Boca jugó mal, y no supo jugarle a Libertad, el 0-1 era muy injusto, y no porque los paraguayos no lo intentaran, sino que solo vinieron a defenderse. Ya se sabía, saben hacerlo perfecto, tienen un orden envidiable y pocos fallos atrás, todo lo contrario que Boca que es un desastre, aunque ayer no estuvo demasiado exigido. Curiosamente, la defensa estuvo bien, y Caranta fue quien la regaló: en lugar de agarrar la pelota, la manoteó y se la metió dentro, y solo quedaban 10 minutos. Antes, el concierto de pito desafinado del colombiano Oscar Ruiz, repartió casi siempre para casa, pero al final casi lo equilibra. Los paraguayos se llevaron alguna tarjeta de más, porque Palacio estuvo hábil a la hora de tirarse. Últimamente solo está hábil en eso, pues de cara a puerta todavía lo estamos esperando. Riquelme supo tirarse en el áreea cuando sintió el aliento del paraguayo, pero lo que sacó con picardía y desacierto de Ruiz, lo desperdició en una ejecución poco ortodoxa: suave y al centro. Ya van 3 penales fallados de los últimos 4, Palermo esta vez no se animó, pero el resultado fue el mismo: a las manos de Baba en este caso. Ruiz se equivocó, pues a Palermo le ahogaron el grito por un inexistente fuera de juego de Clemente, pero Martín es de los que no se desanima. 2 minutos después, cuando las manecillas del crono marcaban el 90, su hermosa, imponente y rubia cabeza conquistó la red, y dio la esperanza para la vuelta. Boca jugó mal, sin brillo, sin ser el Boca de las grandes noches, ni siquiera el de las medianas, pero lo importante es que está vivo,y que ganando el jueves en el Defensores del Chaco está en semis. MNo es fácil, pero tampoco es imposible.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres