Blogia
sergiobrau

Horrores y Román

A Boca lo bailó Vélez anteanoche. Le ganó 3-1 pero pudieron ser más. También Boca se comió alguno (Palacio dos el solito, y los postes dos a Román.) Es cierto que Laverni fue antiboca: echó mal a Ledesma, Zárate estaba fuera de juego en el 2-1, y a Castromán lo debió echar cuando estaba en el campo. Al margen de eso, volvió a pasar lo de siempre: Que Boca es insufrible en defensa, agónico, horrible. Las dos bandas son un coladero: Clemente porque no sabe, Ibarra porque está asfixiado. Sólo Caranta es ajeno a esto y el miércoles fue el salvador, con increíbles paradas de mérito. Lo de Boca defensivamente, no solo fue ayer, estoda la temporada. Al principio, y sólo contra San Lorenzo el equipo fue un clamor defensivo. Más mal que bien lo fue disimulando. Pero las lesiones de Maidana y “El Cata” Díaz, han agrabado el asunto hasta tal punto, que Boca ha encajado 8 goles en los últimos 4 partidos entre torneo y Libertadores. Argentinos le hizo 3 de cabeza, Racing lo empató porque Boca es horroroso defendiendo, (amén de que Ruso colaborara sacando a Riquelme.) El problema defensivo de Boca, no sólo es en defensa. Ruso sigue encabezonado en jugar con Banega, gran futbolista de toque, pero muy verde, no defiende, no sabe y cuando roba, siempre es con falta. Es casi igualito a cuando debutó Gago. Ledesma se come su defensor, el que defiende Banega y los que entran por la banda de Ibarra, es increíble lo que trabaja ese chico. El ala izquierdo es un pasillo que invita a los rivales a recorrerlo. Ya dije, Clemente no sabe, ataca como los ánggeles pero no sabe (ya está fichado por el Espanyol), y Cardozo ni sabe ni quiere. Por suerte, Boca tiene a Palermo y a Riquelme. El primero, lo de siempre, falla las fáciles, y se inventa goles donde no hay peligro. Lleva 10 en el clausura y 2 en la Copa. A pesar de todos los horrores posibles que Boca forma en ataque, pagar por ver a Riquelme compensa todo lo anterior. Lo del miércoles fue ejemplar, porque al margen de los dos tiros al palo y su gol olímpico, supo que aun sin saber, debía defender, y fue uno de los que defendió. Defendió mal, sin saber, pero defendió a su manera. Aguantó el balón, durmió el partido y sacó faltas que desquiciaron al Fortín. Labolpe sacó ppecho por la victoria, pero Ricardo, quien pasó fue Boca, que te bailó en la bombonera, y aunque el baile de anteanoche baila bonito, Boca tiene al mejor bailarín de este siglo,: es Román, todos ailan al sol que él toca. ¡Y qué música! ¿Hasta cuando durará?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres