Blogia
sergiobrau

Muñeco para co-Merlo.

Sí, quitémonos la careta. Fue muy bueno, dió grandes tardes de fútbol, pero ya basta, no lo defiendan más, y sobretodo, no lo pongan. O sí, si River quiere seguir equivocado, sus hinchas engañados y dando tumbos, que dejen a Gallardo, que lo dejen de por vida. Ayer, recibió una lección mitad fútbol, mitad verdad, que lo dejó patidifuso, y expulsado. Marcelo Gallardo, ídolo dde la afición millonaria, se vió las caras ayer con Reinaldo Merlo, ex entrenador de River, que él mismo hizo cesar porque según él, River no era ofensivo. Sí, lo echó él. Montó un motín en el vestuario "por el bien de River". Pero River, lejos de ir al ataque, no hace sino dar tumbos por Argentina y por sudamérica. Porque se fue Merlo, llegó Pasarella pero da igual, da lo mismo, da pena. Sí pena, Marcelo, el River que tú quieres da pena. El de "Mostaza" también, pero por lo menos era un equipo. Atyer, Reinaldo Merlo, sentado en el banquillo Académico, le dió una lección a River, a Pasarella y a Gallardo. Daniel sigue sin ver la verdad, "le tengo fé al plantel." ¿Pero a cuál? River cambia de hombres y de nombres cada partido, vende compulsivamente para intentar tapar una deuda que muchos ya conocemos es cuantiosa, y no hace sino dar tumbos. También es cierto, que cuando no vende a los buenos, se le lesionan. Entre Gallardo que no está para nada, y Ortega que está para muy poco, River da tumbos en el torneo, porque a pesar de no jugar mal el primer tiempo, y de irse al descanso perdiendo injustamente, en la segunda parte, ni un tiro a puerta, ni una llegada, ningunna pegada. Y este no, este hoy por hoy no es un grande del fútbol argentino, sólo la banda y los hinchas lo siguen siendo, porque el presidente Marín y el entrenador Pasarella, viven en una nube de la cuál no quieren bajarse. Al acabar el partido River sí mereció pperder, pero más que el castigo de la derrota para el millonario, debe doler la derrota de Gallardo ante un tipo que ama a River y a la camiseta, y que sigue teniendo abierta la herida de su salida el 9 de enero del presente. Eso sí, aunque no cicatrizará, la irá tapando poco a poco, porque si Gallardo sigue el próximo torneo en River, que lo pongo en duda, seguro que volverá a ganar Merlo, porque siempre hay justicia. Con poco en el segundo tiempo, La Academia liquidó el clásico, y pone bien a las claras, que entre Boca y los demás, forofismos al margen, hay un peldaño. Quien sabe si el que venga lo joderá, pero si no, hay Boca para rato. Se lleva el apertura de calle.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres