Blogia
sergiobrau

Y la vida sigue igual.

Eso le pasó ayer a Australia, que Italia le ganó con una vergonzosa ayuda de un tercero: Luis Medina Cantalejo. He de reconocer mi animadversión por la forma de jugar de la Azzurra. Ayer, con uno menos y con 11 para 11, volvió a ser mezquina y cobarde, cuando tenía en el campo futbolistas para hacer magia. Es injusta la derrota de la inocente Australia, pero hay algo que me sigue sobrecogiendo: Medina es igual de malo en España que en el Mundial. Seguro estoy que en el área contraria no lo hubiera hecho, lo mismo que hubiera pasado en un hipotético Madrid/Cádiz, o en un Barça/Nástic. Ya saben: si no puedes contra tu enemigo, sque te ayuden otros.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres