Blogia
sergiobrau

Ganó el mejor.

Ganó el mejor en los 3 partidos que duró la final. Fué sólido, sin fisuras y con un monstruo en la pintura: Jorge Garbajosa. Me pareció la mejor plantilla de la ACB, pero eso no aseguraba nada al principio de la misma. El no meterse ni siquiera para las eliminatorias previas de la Final Four, me dejó dudas en un equipo que siempre jugó bien. Sánchez, Garbajosa y Brown, han sujetado al equipo, Cabezas y Santiago han aparecido en partidos importantes cuando las estrellas parecían apagadas. A pesar de sufrir mucho contra La Peña, Unicaja llegaba a la final contra el Tau con el cartel de favorito por el factor cancha. La ausencia de Prigioni, más la enorme defensa de Scola en los tres partidos, fué la primera piedra para conseguir el título de la ACB, primero para los malagueños y para un equipo andaluz. Lo de Garbajosa fué enorme, sobretodo ayer, en el último partido, y no sólo por el triplazo del último minuto, sino que fué el faro en el que se orientó Unicaja para conseguir el título, cosa que le faltó a Tau, que regaló descaradamente el partido de ayer. Eso sí. La celebración, fue empañada por un impresentable del baloncesto que dirige a los malagueños. Scariolo, que no es la primera ni la última que lo hará, levantó los encendidos ánimos pidiendo un tiempo muerto a falta de 6 segundos, ganando por 4 y teniendo el balón. Si el gesto es el de un tipo que nunca jamás ha sabido ganar, peor es intentar justificarse diciendo que no era provocación y que él lo creía necesario. En fin, immpresentables al margen, creo que ha ganado el mejor, y que esa ciudad se merecía, por fin, la alegría de un título de Liga. Felicidades málaga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres