Blogia
sergiobrau

Corazones rotos.

No suelo prodigarme en los programas del corazón. No los entiendo o no me entran. El único que digiero alguna vez, es "Aquí hay tomate". Quizá por que es lo más parecido a un informativo, quizá por su manera mordaz de tratar a los protagonistas. También quizá por la hora. no llego a comprender, como estos programas juegan con el dolor o la intimidad de la gente. Ha muerto Rocío Jurado, y las televisiones se llenan de especiales, imágenes y compañeros de profesión que hablan de la Jurado o de cualquier personaje que sea dde actualidad, como si fueran toddos los días a comprar el pan juntos. La gente lo ve, y lo resperto, pero no lo entiendo. No comprendo hacia donde evoluciona la televisión en España. En el único programa de corazón que veo de vez en cuando, he asistido esta tarde, a la burda y falsa imnterpretación de tristeza y duelo de Jorge Javier Vázquez. Un tipo que día y noche dice de todo menos bonito a la gente, no pega en ese especial de Rocío Jurado. Se ve tan falso como una moneda de tres euros. Y lo peor de todo, es que piensa que lo hace bien. Pero la culpa de todo, la tiene la lluvia en Roland Garros. Si no hubiera llovido este mediodía en Francia, me hubiera evitado el mal trago del "Tomate".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres