Blogia
sergiobrau

El bálsamo que nos dió Aníbal.

"Tan absurdo como justo y riguroso...", dice sobre el penalti Igor Camaño en su crónica de Deia, y no puedo estar más de acuerdo con él. Hay un leve toque de Aníbal Matellán, ligero pero innecesario, y Yeste cae con ganas, con muchas ganas. Ojalá no nos lo piten en contra, (aunque nos han pitado alguno en el Camp Nou...) Si no llega a ser por el penalti, el Athletic no gana, porque no tiró a puerrta en la segunda parte amén del penal, y porque no lo mereció. Otra vez el Athletic se hizo pequeño y respetó... ¡al Getafe! Cierto es que tanto esta como la anterior temporada, el equipo azulón se ha ganado algo de respeeto, pero recibirlo con 5 defensas y gurpegui, me parece un insulto. Un verdadero insulto a la plantilla del Athletic, a la que su entrenador dice: "como son la leche, la releche, pongo 5 defensas". Y así fué, que en su empeño de anular las virtudes propias para tapar las ajenas, el Athletic se encontró a partir del minuto 5 (casi marca antes), que cuando tenía la pelota en medio campo, sólo había 3 jugadores por delante del balón: Yeste (más desganado que perdido), y Aduriz (perdido pero con ganas), y Urzaiz, que tocaba los 50.000 pelotazos que le mandaban, pero que casi nunca llegaban a otro comppañero. Y así pasamos la primera parte. Con el paso de los minutos, y sin crear excesivo peligro, el Getafe se adueñó de un partido y un balón que carecía del mismo. Y en ese primer tiempo, la confirmación de que no hay manera de sacar un balón bien desde atrás, y la reconfirmación, de que Yeste juega cuando quiere. Un error de juveniil, casi nos cuesta un gol, y a la grada, le faltó tiempo para pitarle. Es cierto que se siente a disgusto en la banda, aunque también hace poco por amoldarse, pero hay ´´ias, que su pasotismo es palpable, y eso no se lo puede consentir. El equipo necesita mucho de él, y aunque se entonó algo en el segundo tiempo, es necesario que lo dé todo. Y parece que no lo da. Otra cosa extraordinaria, es lo de Fernando Amorebieta. El chaval, como si llevara una soga al cuello y cuando pasa de mediocampo le asfixiara, es incapaz de pasar a campo contrario. Así, el Athletic, solo podía sacar el balón desde atrás por la derecha. Iraola, ese futbolista comprommetido, que llora cuando le cambian, y que estaba cumpliendo una temporada algo gris, volvió a destaparse conn un gran partido. Puso y creó dos jugadas de ataque (fueron las únicas), pero siempre encaró a sus pares y salió con el balón jugado. En la segunda parte, la lógica, llegó al cerebro de Clemente, quien metió a Dañobeitia, que volvió a revolucionar al equipo. ¿No lo va a revolucionar? Tiene velocidad, deesborde y calidad para aguantar la pelota en la izquierda, y pasar de la nada al todo en la izquierda debenotarse. Tras el penalti, sufrimieento, más por los precedentes que por lo que apretó el getafe, y una inmerecida pero balsámica victoria. Si Billar va a salvar al Athletic con ayudas como la del sábado, ¿porqué no da por finalizada ya la liga? Iluminados en Madrid y Donosti hay muchos, (en otros sitios también), pero no sé si esa lucidez, les ha arrancado algo de cerebrro, por lo que escriben y dicen. Será la cuesta de enero...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres