Blogia
sergiobrau

¿con cuál me quedo?

¿CCon cuál me quedo? ¿Con el desastroso de la primera, o con el geenial de la segunda? ¿Con el desarbolado y manejable, o con el brillante? Seguramente con lo último: es lo más inmediato, pero también lo más reciente. No me quiero olvidar de la nefasta primera mitad. Clemente apostó por jugar con los centrales del filial: amorebieta en el lateral zurdo, y el debutante Ustariz. Ambos estuvieron sobrepasados siempre, y sorprendentemente, Prieto, que dentro de la penosa defensa rojiblanca siempre se salvaba, se contagió. La Real bailó al Athletic con Nihat y Skoubo, sóloo con dos hombres, fué capaz de ponerse dos cero. Y el Athletic, a verlas venir. Sin reacción. Sin ideas. Sin nada de nada. Y luego la metamorfosis. Primero el arrancar con el 2-1 casi desde el vestuario, y luego la sensación de ver a una Real desconocida, acobardada, descompuesta. Y siguió y siguió el asedio, el buen fútbol, la garra, la casta, y el empate. Y luego, mientras se rumiaba la remontada, otro error, otra fatalidad, y a volver a remar. Se cayó algo el partido, y cuando moría la justicia que con ell Athletic casi nunca se porta, llegó en forma de empate. Y con la Real tan destrozada, tan rendida al empuje bilbaíno, dió la sensación de que el Athletic pudo hacer más goles, de sacar más que eun empate, pero con el frío análisis en la primera parte, hay que sonreír, y darle las gracias al equipo. Orbaiz y Aduriz, fueron los baluartes de un equipo letal, con fuerza y con hambre de puntos. Orbaiz campó a sus anchas (siempre en la segunda parte), sin nadie que le molestara, y creó, dibujó y mandó al Athletic. Volvió a ser el jefe, el jefe de jefe, y el Athletic lo agradeció. Aduriz, al margen de los golles, fué la referencia en ataque. Se le negó el triplete en una jugada desafortunada, pero completó el mejor partido su mejor partido con la camiseta del Athletic. Clemente debe reflexionar. Hay que agradecerle la valentía de ir a por el partido fuera de casa, pero se me antoja una pequeña ventaja para el rival, la de jugar con dos chavales tan jóvenes en un partido tan importante. Ambos (Amorebieta y Ustariz), estuvieron sobrepasados siempre, el primero por Prieto, y el segundo por Nihat. Pero finalmente, el Athletic debe experimentar, un pequeño golpe anímico. Ha jugado la mejor segunda parte de toda la temporada, pero en el primer tiempo, ha sido un athletic penoso, y así, sólo se encuentra el camino del descenso. Ah por cierto: el Athletic mantiene el golaberage, que con los tiempos que corren, puede ser importante. Y el nivel del fútbol guipuzcoano está en auge: han hecho tres goles, pero todos con la camiseta roja y blanca. ¡Ay ay ay!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres