Blogia
sergiobrau

En la luna de Valencia.

Sólo estuvieron unos segundos, pero costó carísimo: dos puntos. Otra vez nos volvió a sorprender 2"El Rubio de Barakaldo". Dijo: "si en Valencia vas a encerrarte, es como regalarles el partido". Todo el mundo se lo tragó. Todos pensamos que el Athletic, por una vez y sin que sirva de precedente, iba a dar la cara. Pero no. Otra vez nos volvió a sorprender. Esta vez, fueron los chavales, los más jóvenes quienes tuvieron la responsabilidad, de saltar a Mestalla. Algunos, cumplieron, otros defraudaron. En seguida, y durante todo el partido, sólo hubo un equipo en el campo que quisiera la pelota: el Valencia. Con Etxebe y Dañobeitia abiertos a las bandas y sin delantero centro, el Valencia se encontró totalmente perdido. Clemente les consiguió engañar. Pero en esa disyuntiva nos encontramos a un equipo que casi no pisó el área en la primeraparte, y que sólo tiró una vez entre los tres palos: en el gol. Salvo un tiro al palo, el Valencia se moría en tres cuartos de cancha: incapaz de crear jugadas de peligro, sólo en botas y desbordes de Vicente, y de ese genio que es Aimar, perfectamente marcado. La segunda parte, no trajo nada nuevo. De hecho, el Valencia fué a peor. Y el Athletic, se encontró con el regalo. Etxeberria, sólo, cabeceó el servicio de una falta botada por Orbaiz. Y ya estaba, El Rubio lo había conseguido. Dos minutos después, Tarantino perdió los papeles y fué justamente expulsado. Noo es la primera vez, y habrá que tomar medidas al respecto. Sin trabajo ni peligro por su banda, fué incapaz de subir al ataque. No les quedaba a los leones salvo aguantar. No había más. Y aguantaron, gracias a las paradas de Aranzubia y a su gran trabajo defensivo. Eso sí. Llorente, realizó una absurda falta a Aimar. Mientras Bordas le preguntaba porqué la había hecho, si él lo tenía bien sujeto, y mientras me coloco yo aquí y tú allá, Fabio Aurelio sacó laa falta, y Aimar abilitó a Vicente para el empate. Si no llega a ser por irse medio minuto a la luna de Valencia, el Athletic hubiera conseguido ganar 17 años después en Valencia. Me gustó la actitud defensiva del equipo. Pero espero, que hayamos aprendido la lección a la hora de afrontar los partidos de casa. Hay que dar la cara e ir a por el partido, a riesgo de que te abofeteen. Esa es la asignatura pendiente, y es que el sábado, no vale otra cosa que la victoria, que con empates, no se sale.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres