Blogia
sergiobrau

televisión

telecinco: deja de joder

Sí, que se dejen de joder. Los que tengan ojos sensibles que no lean esto, pero lo siento. Voy a soltar una serie de insultos a quienes juegan con los pobres televidentes que todavía soportamos las televisiones convencionales privadas: esas que llevan jugando con el espectador desde que empezaron, con presentadores y con programas y series. Telecinco se lleva la palma, y rebosa el vaso de mi paciencia porque creo que ya es hora de decir basta. Se cargó El Comisario poniéndolo en viernes: la serie languideció furante 2 o 3 temporadas hasta salir por la puerta de atrás cuando no debió ser así, siguió con Mir, una serie que programó y contraprogramó sin una gota de paciencia, y ahora se cargará Hospital Central, sólo por joder al vecino. La semana tiene 7 días: ¿no pueden pensar alguna vez en quien les da las audiencias que en fastidiar al vecino? Antena3 no se libra, pero últimamente está más tranquila, quizá porque no tenía una serie tan vista desde Aquí no hay quien viva. Por suerte y siendo domingo, no pienso ver ninguna: Internet hará que no caiga en la competencia sucia que busca t5, y aconsejo que si la gente puede no entre en el juego. Basta ya de jugar con el televidente, basta ya de joder.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

telecinco: deja de joder

Sí, que se dejen de joder. Los que tengan ojos sensibles que no lean esto, pero lo siento. Voy a soltar una serie de insultos a quienes juegan con los pobres televidentes que todavía soportamos las televisiones convencionales privadas: esas que llevan jugando con el espectador desde que empezaron, con presentadores y con programas y series. Telecinco se lleva la palma, y rebosa el vaso de mi paciencia porque creo que ya es hora de decir basta. Se cargó El Comisario poniéndolo en viernes: la serie languideció furante 2 o 3 temporadas hasta salir por la puerta de atrás cuando no debió ser así, siguió con Mir, una serie que programó y contraprogramó sin una gota de paciencia, y ahora se cargará Hospital Central, sólo por joder al vecino. La semana tiene 7 días: ¿no pueden pensar alguna vez en quien les da las audiencias que en fastidiar al vecino? Antena3 no se libra, pero últimamente está más tranquila, quizá porque no tenía una serie tan vista desde Aquí no hay quien viva. Por suerte y siendo domingo, no pienso ver ninguna: Internet hará que no caiga en la competencia sucia que busca t5, y aconsejo que si la gente puede no entre en el juego. Basta ya de jugar con el televidente, basta ya de joder.

MIR

Telecinco estrenó anooche MIR, la nueva serie de VIdeomedia. La audiencia, no la respaldó, 16,7 por ciento de media, pero me pareció una serie altamente interesante. Es otra de esas series basadas en la medicina, pero enfocada hacia el lado más humano de los 5 estudiantes que realizan su residencia en el Hospital Universitario. El reparto de actores combina experiencia y juventud, aunque muchos rostros son tremendamente conocidos. Luis Marco, sigue dando vida a Antonio dávila, que ha dejado el Central para dedicarse nuevamente a la pediatría. Me parece una serie altamente interesante, me enganchó y sinceramente no me ha gustado el dato de audiencia. Como siga bajando nos la quitan y realmente perderemos una serie bastante atractiva. Recomiendo su visionado, las tramas son fáciles de dirigir y llegan al corazón, commo las de Hospital Central. El trabajo del día a día de cinco aspirantes a médico, y el de sus cuatro adjuntos, es la base que sirve de argumento para esta serie, que intenta mostrar el lado humano del médico, mñás que los diagnósticos y la pericia en las operaciones, en las que Hospital Central también se centra. Una buena serie, que va a madurar como el vino con el tiempo, pero la deberán mantener en antena. Yo, espero al próximo miércoles para volver a sentarme en el sillón, y pasar una buena hora y mmedia. Gracias por solo poner dos bloques de anuncios, a ver si la crítica le favorece y la mantienen. Para mí, notable alto.

Decepción

Cada vez tengo menos ilusión por verla, hasta el punto que me limito a Hospital Central y El Comisario en Telecinco, nada más. Algunos días, cuando voy con tiempo, me detengo en La Ruleta de La Fortuna y en Karlos Argiñano, pero poco más. Realmente es para volverse locos. Te levantas temprano, y en casi todas las que puedo ver, aparecen 4 o 5 señores analizando para ti la actualidad politicoeconómica. Sientan cátedra, predican sabiduría y si no opinas como ellos, eres un mentecato o un nacionalista vasco o catalán. Después, te dicen que no puedes comer nada, porque todo engorda, que hay que hacer deporte 6 horras al día y llevar una vida sana. Luego, puedes elegir entre: "agrede a su mujer y secuestra a su hijo" (declaraciones de primos, hermanos, vecinos y familiares que te alegran la mañana), o si no: "Quico abandona la casa de Gran Hermano y fulanita desafina en O.T.", tremendamente educativo. Luego, pasamos a los amores de Paquirrín, la nueva novia de Pipi Estrada (¡fenómeno, eres un fenómeno!), y el nuevo modelo de la Princesa de Asturias a la que ya se le nota el embarazo. Luego, si tienes suerte respiras con Jorge Jiménez, Argiñano o los Simpson. Las noticias llegan, y según el canal que veas, la misma noticia es blanco en un sitio, amarilla en otro y negra como el carbón en el último. Luego, o te cae una tormenta en forma culebronesca, o te sacuden tomatazos sin pieda, ética ni decencia, por supuesto, ni mentar la educación. Más tarde suavizamos, Laura por fin a hecho pis en Gran Hermano, y fulanita de tal, sigue desafinando que no vveas, o sea, lo mismo de por la mañana, pero con otro(a)s jetas, pónganle el género que quieran que con los dos aciertan. Antes de las noticias y de emocionarte con la caja número 18 o con los paneles de Pasapalabra o las cejitas de Sobera, según corresponda a la época del año, nos vuelven a contar, las mismas noticias, claro, no hay otras, pero con algo hay que llenar. Y mientras una vez a la semana, asistimos a un concurso de baile y karaoke, y otro día nos mezclamos en las vidas de 12 tíos que gritan comen ypoco y se pelean, hay días en que el fútbol en AAntena 3, (donde algunos hablan mucho), CSi, House o las series nacionales, dan un respiro. Y luego, antes de reponer la memoria con "reposiciones", perdón por la redundancia pero necesitaba hacerla, te puedes reír con Noche H. Te gustará o no, pero qué quieren que les diga: ver a un hombrecillo de bigote que me suena mucho colocando un boli en el escote de una reportera algo grosera o mordaz, a mí me hace gracia, como al talibán pequeñín de la Episcopal. Si hiciera esto todos los días, ya habría muerto de asco e inaniición, pero es lo que vemos, lo que prima, lo que no se ve, se quita. Como la nueva serie de Ana obregón, a la que me encanta ver farfullar improperios contra los audímetros, "que si son mentira, que si mi serie es de calidad y no de audiencias, que si 2.000 audímetros no miden lo que ven 40 millones de personas... bla bla bla..." Curiosamente, los audímetros le dieron durante 4 años, más de 6 millones e incluso 7 con Ana y los Siete, de dudosa calidad para mí. Pero ya se sabe, que cada uno arrima el ascua a su sardina... Menos mal, que nos quedan las plataformas digitales, donde a pesar de que pago, ni me aburro, ni me aborrezco, ni me dirigen.

Corazones rotos.

No suelo prodigarme en los programas del corazón. No los entiendo o no me entran. El único que digiero alguna vez, es "Aquí hay tomate". Quizá por que es lo más parecido a un informativo, quizá por su manera mordaz de tratar a los protagonistas. También quizá por la hora. no llego a comprender, como estos programas juegan con el dolor o la intimidad de la gente. Ha muerto Rocío Jurado, y las televisiones se llenan de especiales, imágenes y compañeros de profesión que hablan de la Jurado o de cualquier personaje que sea dde actualidad, como si fueran toddos los días a comprar el pan juntos. La gente lo ve, y lo resperto, pero no lo entiendo. No comprendo hacia donde evoluciona la televisión en España. En el único programa de corazón que veo de vez en cuando, he asistido esta tarde, a la burda y falsa imnterpretación de tristeza y duelo de Jorge Javier Vázquez. Un tipo que día y noche dice de todo menos bonito a la gente, no pega en ese especial de Rocío Jurado. Se ve tan falso como una moneda de tres euros. Y lo peor de todo, es que piensa que lo hace bien. Pero la culpa de todo, la tiene la lluvia en Roland Garros. Si no hubiera llovido este mediodía en Francia, me hubiera evitado el mal trago del "Tomate".

José Javier Esparza en el correo, otra vez genial.

Usted sabrá quién es Idaira: esa concursante de 'Operación triunfo' que ha concentrado la atención de la opinión pública por los bárbaros rapapolvos que
el profesorado del programa le inflige. Ocurre que Idaira desea ser cantante. Y ocurre que los profesores estiman que no debe hacerlo, porque desafina.

Como esto es un concurso de televisión y la puesta en escena manda mucho, el reproche a Idaira ha venido envuelto en modos más bien ásperos, de esos que
ya ningún docente convencional osaría emplear por temor a verse llevado ante la Justicia, acusado de malos tratos. Pero la tele es otra cosa. El espectáculo
admite sangre y lágrimas. Al fin y al cabo, quien va a 'OT' ya sabe a lo que va: a sufrir, y ese sufrimiento es el precio que se paga por una fama efímera.

Tal es el caso de Idaira: quiere ser artista, famosa. Nunca lo conseguiría por vías convencionales, pero el trance de 'Operación triunfo' le va a proporcionar
una fama que, quizá bien aprovechada, le permita lograr su propósito. Mas he aquí que al jurado se le ha ido la mano. He aquí que Idaira ha entrado en
crisis. Y he aquí que el pueblo, siempre generoso, con sus votos ha salvado a la concursante de la quema.

Pero es que he aquí, además, que las autoridades de Tenerife, patria chica de Idaira, se han apresurado a intervenir cerca de Telecinco para defender la
dignidad de su dulce representante. Asombroso. Recordemos que el cabildo es la entidad de gobierno de cada isla canaria. El de Tenerife gobierna en la
suya. Y se ve que no tiene demasiado trabajo, porque su presidente, Ricardo Melchior, ha recibido a los padres de Idaira para expresarles su apoyo y su
vicepresidente, José Manuel Bermúdez, ha enviado una carta a Tinet Rubira, director de 'OT', para protestar por los malos modos que el jurado emplea con
la dulce tinerfeña.

Aquí tal vez sería oportuno hacer algún comentario en voz baja: ¿De verdad un cabildo tiene que meterse en esas cosas? ¿Cómo hemos podido llegar a semejante
grado de ridículo?

José Javier Esparza en el correo

El Consejo de Administración de RTVE ve hoy los presupuestos para 2006. La opinión pública conoce ya algunos extremos filtrados en los últimos días: la
deuda asciende a 7.560 millones de euros (casi un billón y medio de pesetas); el equipo Caffarell avanza nuevas pérdidas en 2006 de 800 millones de euros,
un 10% más que en 2005; los ingresos publicitarios caerán un 9,2%; los gastos de personal subirán en 21,5 millones de euros. Estos datos señalan que RTVE
sigue donde estaba: más gastos, menos ingresos, más deuda. Pese a ello, la Casa insiste en vendernos un futuro radiante y justiciero. Y eso, la verdad,
no es muy presentable. Todos estamos dispuestos a comprender, incluso con cariño, los quebrantos de unos gestores obligados a desbrozar la maraña espantosa
de una empresa con perfil de saurio, que no puede ganar más de lo que gasta, incapaz de calafatear el agujero financiero, donde uno cierra un hueco para
que el presupuesto no se escape y enseguida se abre otra ventana todavía más grande. El actual Gobierno no tiene la culpa de eso; tampoco el precedente,
ni siquiera los anteriores (o si se prefiere: todos tienen la culpa por igual).

Ante el enigma funesto de RTVE, esfinge caníbal, han fracasado lo mismo los artistas (Pilar Miró) que los pragmáticos (López Amor), lo mismo los blandos
(Castedo) que los duros (Calviño) o los tibios (Cabanillas). Podemos, ya digo, ser comprensivos con las cuitas de una gestión imposible. Lo que no podemos
tolerar es la palabrería, la retórica vana y los ejercicios de propaganda a costa de la inteligencia del contribuyente. No es serio, a estas alturas, hablar
de «herencia recibida», porque ese mismo argumento podrían esgrimirlo (y no han dejado de hacerlo) todos los equipos desde 1977. Ni es serio, tampoco,
decir que este será el último ejercicio condicionado por la deuda, porque eso no se lo cree nadie. No necesitamos excusas ni trasferencias de culpa, sino
ideas inteligibles. Y a este respect
o, ¿qué propone el Gobierno para reformar RTVE? Esencialmente, más subvenciones.

Más "motivos" para verla.

Es extraordinario, el magnetismo que desprende “Motivos Personales”. Ésta serie que telecinco estrenó el pasado martes 1 de febrero, te deja pegado como una lapa al sillón.
Javier Esparza, uno de los críticos de televisión más importantes, decía que “la única incógnita, es, la de saber si la serie podrá aguantar contando tantas cosas en poco tiempo”. Pues vaya si aguantó.
En primer lugar, se estiró la duración del capítulo, y cuando creímos acabado el mismo, la serie nos dejó helados con la muerte del marido de Natalia (Lydia Bosch).
La serie no se casa con nadie. Pocos buenos y muchos malos, pero ¿quién es el asesino?
La serie ha sabido jugar los detectives y a los abogados en el segundo capítulo.
Lo dije hace una semana: no puedes perderte nada. Faltar dos minutos, es obviar un detalle, y a estas alturas, y en estas series, es perder uno de los numerosos hilos que se enredan en esta auténtica joya del suspense español.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

José Javier Esparza (crítico de televisión.

Antena 3 ha eliminado su serie 'Lobos', que había despertado buenas críticas, pero con unas cifras relativas de audiencia insuficientes. Antena 3 ha contribuido
a esa insuficiencia con el cambio de día infligido a la serie: ese fue el cepo donde 'Lobos' perdió su oportunidad de sobrevivir. No es la primera vez
que Antena 3 hace algo así. Y es la segunda ocasión en que la víctima es una serie buena; la primera fue 'El pantano'.

Una asociación de espectadores quiere denunciar a Antena 3 por ello. En realidad, esto de suprimir una serie a los cuatro capítulos es como entrar a ver
una película en un cine y que a mitad de la sesión te apaguen el proyector por falta de aforo. «Oiga, que hay una diferencia -dirá el programador privado-:
la entrada del cine se la paga usted de su bolsillo, pero la serie le sale gratis y el que pierde dinero soy yo». Vale, pero eso es una verdad a medias:
el hecho de que el canal privado se juegue su dinero no significa que carezca de obligaciones; a él se le ha concedido la explotación de un canal privado
para que desarrolle un servicio al público, y dentro de éste figura el proveer al televidente de información veraz sobre los avances de programación.

La cuestión de fondo es la incapacidad de Antena 3 para sostener sus productos cuando pintan bastos. Nótese que 'Lobos' no ha fracasado por poca calidad,
ni tampoco por poco público (¿tres millones de espectadores son poco público?), sino porque, a la misma hora, otros programas tenían más espectadores,
lo cual achicaba la cuota de pantalla y, con ella, el pedazo de tarta publicitaria. Pero Antena 3 aplica una lógica binaria extremadamente cruel: o funciona,
o no funciona. Podríamos hablar de 'darwinismo televisivo', pero no, porque la selección natural es más generosa y permite a las especies adaptarse, hacer
frente a un medio hostil. No así Antena 3. En el organigrama de ese canal va haciendo falta una figura nueva: el Adaptador Darwiniano, es decir, un tipo
(o tipa) que corra en auxilio de los productos que defraudan expectativas comerciales. Porque esto es peor que la ley de la jungla, oiga.

con dos palmos de narices.

Antena 3 ha retirado sin previo aviso la serie de ficción "Lobos", y se ha quedado tan ancha.
Lógicamente la cadena de planeta, será multada porque la Facua ya ha tramitado la denuncia contra la cadena privada.
Los cambios en la programación, deben comunicarse con 11 días de adelanto. Si así no fuera, cualquier canal será multado.
Y como siempre los usuarios nos quedaremos con las ganas de seguir viendo una serie que había recibido muy buenas críticas, y también un importante bajón en su audiencia.
No pasó del 17 por ciento de share, (en su primer programa), y el pasado jueves tocó fondo con el 12 (dos millones de teleespectadores.)
En su lugar, volveremos a ver, ésas bonitas, entretenidas y magníficas películas de acción que pocos soportan. Veremos su share.
Hay que saber contra qué y contra quién se compite.
Primero, "Lobos" peleó contra "Siete Vidas", una serie consolidada. Luego contra "Aida" (los seguidores de "Siete Vidas", no se la podían perder. Y para rematar a la serie de Sancho Gracia, la pusieron a competir con "Cuéntame como pasó".
Falta de respeto a los consumidores y a los actores sobretodo.
Les da igual a los programadores de planeta. Pero a mí no.
¿Que hacer? Aguantarse o ver otro canal los jueves.
Por cierto. Ya es la segunda serie que se cargan. Lo mismo pasó con "Casi Perfectos", serie de Globomedia que protagonizaba Emilio Aragón.
Por la audiencia (por desgracia), todo vale.

Notable alto.

Para "Motivos personales", que ayer hizo su presentación en la parrilla de telecinco.
En una ficción española plagada de comedias, la cadena de Mediaset, apuesta su primetime de los martes con una serie de suspense y con algunos rostros conocidos.
Lydia Bosch, (Natalia), es una periodista que investiga casos de asesinato.
La muerte repentina de la secretaria de una empresa farmaceutica propiedad de su padre (interpretado por Fernando Guillén), es la mecha que prende las velas de los secretos, las mentiras, el pasado y la avaricia por llegar a la cima.
La inculpación del marido de Natalia, llevará a la protagonista, a intentar desenmascarar al asesino para salvar la cabeza de su marido.
Es una serie muy recomendable, pero no puedes perderte un segundo, ya que va apareciendo informaciónbásica para ir comprendiendo todas las disputas y envidias familiares.
La audiencia ha puesto buena nota a "Motivos personales", así que creo que tenemos serie y suspense para rato.

Aída

Quien hubiera dicho, que uno de los personajes (Aída) de una de las series más exitosas de la televisión (“Siete Vidas”), diera, él solito para una serie.
Lo cierto es que lo da. Pero la que lo da todo con el personaje es Carmen Machi
Al ver la serie pensé que sería complicado desencasillar a una camarera y encasillarla en madre de familia, con dos hijos y una madre a la que no soporta.
Los guionistas, tratan de sacarle partido al drama familiar, buscando una comedia costumbrista que no les ha quedao mal.
Los chistes tienen gracia, pero creo que deben pasar unos capítulos para que la serie se asiente.
No está mal. Es entretenida y pasas una hora sin preocupaciones (si la ves sin anuncios, claro.)
Con “Lobos me quedaron ganas de ver más capítulos. Si de esta serie me pierdo alguno, no pasa nada, pero es recomendable para pasar un buen rato.

lobos

Buena pinta.
Esa es la impresión que me ha dejado “Lobos”, la serie que desde hace 3 emanas Antena-3 emitía los domingos, y que por caprichos de audiencia ha sido trasladada a los jueves.
Aunque he llegao tarde a la serie, (el de ayer era el cuarto capítulo), me ha resultado llevadera y fácil de digerir, y me he quedado con ganas de ver el siguiente capítulo.
El reparto es extraordinario. Rostros conocidos como Cayetana guillén-Cuervo (Carmen), o Miguel Ángel Solá (alonso Soares), dan caché y prestigio a la serie.
Un guionista de la serie “el Comisario”, decía que: “la presencia de Tito Valverde llena la pantalla y llama la atención al espectador”.
Con casi setenta años, en “Lobos” pasa lo mismo con Sancho Gracia. Está simplemente sublime.
La segunda serie sobre jueces y abogados, (después del fracaso de “La ley y el orden” con Andoni Ferreño y Mabel Lozano, que emitió Tve), parece gozar de buena salud y de gran audiencia.
Los domingos competía con “siete vidas” y el anterior lo hizo con “Aida”.
Con la oposición de Gran Hermano vip (telecinco) y “Cuéntame como pasó” (Tve), vamos a ver como se portan la nota de los jueves.
¿y esta noche? ¿Quién ganará esta noche?
Vuelven los hombres de negro y gafas oscuras. Salud y suerte compañeros, aunque es probable que alguno diga esta noche que cualquier tiempo pasado, fue mejor.

hospital central

El martes se despidieron hasta la próxima temporada los médicos de “Hospital central”, la serie de ficción que más tiempo lleva en antena junto con “siete vidas”.
Sigue gustando al público, tanto que en el último capítulo batió su propio récord con más de siete millones de espectadores.

Reconozco que soy de lágrima fácil, y he de confesar que más de una se me ha escapado viendo la serie.
Las tramas médicas en cada capítulo, basadas en hechos reales, otorgan a la serie, ése punto de realismo del que puede presumir la ficción.
Por otro lado, el vivir diario de los protagonistas, mantiene al espectador en un contínuo seguimiento, para saber cómo evolucionan las vidas de sus actores o personajes favoritos.
Más de 120 capítulos parecen no cansar a la audiencia, que sigue reclamando con el apoyo a la serie, más capítulos de este “Urgencias a la española”.
Es fantástico comprobar, que hay personajes y actores que no cansan al público. Es el caso del murciano Jordi Revellón “Bílches”, que desde el inicio de la serie, sigue derrochando mal carácter y a su vez cariño. Es la doble vida o mirada de un personaje que sigueteniendo tirón entre los fans de la serie.
Másde 7 millones de espectadores no pueden estar equivocados
La próxima temporada abrirá las puertas el hospital central para hacernos volver a gozar y a conmovernos con su “real ficción”.
.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Antena-3 2 tele-5 0

La noche de ayer, en lo que a audiencias se refiere, pasará a la historia como la noche (después de hace mucho tiempo) en que la cadena de planeta vence a tele-5 en su primetime.
Y aunque muchos puedan decir que ya lo ha hecho varias veces, les diré que es la primera vez que en muchos años "Crónicas marcianas" es superado en audiencia por otro programa.
Buenafuente, en sólo dos semanas, ya ha conseguido desterrar a Sardá de la primera posición de las audiencias, cuando los dos programas han co,mpetido en un horario decente (las 12.)
Desde que OT en sus buenos tiempos restara audiencia a tele-5, nadie había conseguido el reto de vencer en audiencia a uno de los programas más veteranoos en la parrilla de tele-5.
Por otro lado, se confirma que "aquí no hay quien viva", se consolida como la serie preferida de los miércoles.
En el enfrentamiento con "Los Serrano", (que hasta la fecha se había decantado del lado de la serie protagonizada por Resines por un estrecho margen) la serie de antena-3 goleó ayer a "Los Serrano", superándole en más de un millón y medio de espectadores.
La cadena de Planeta, está también de enhorabuena, ya que por fin ha conseguido beneficios en su gestión anual, después demuchos años de pérdidas-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres