Blogia
sergiobrau

fútbol

Me gusta "La sexta."

Antes de todo he de confesar que no lo esperaba, pensaba que la exhibición del sábado sería el empujón definitivo para creer, para doblegar a un rival inferior al Madrid. Pero la realidad no fue esa, otro año más y ya van seis, que se dice bien y pronto. http://www.youtube.com/watch?v=ElPDsy29CRg Antes disfrutaba las derrotas blancas, ahora disfruto los malos ratos y sofocos que pasan los que viven a costa de la mentira, de no ver más allá de sus narices y de tener el blanco como único color. Todos tenemos unos colores pero cuando escribimos no somos ultras, no obviamos al rival, no lo humillamos cuando nuestro equipo le pasa por encima, no nos jactamos de las exhibiciones sino que las alabamos sin adjetivos amarillistas. Dudo si la radio de la comunidad autónoma de Madrid repetirá el gol de Pianich como el domingo hizo con el tercer gol madridista, dudo si alguien habrá dormido en marca, dudo si unos cuantos en la redacción de As habrán podido desayunar hoy. Por todos esos va hoy mi alegría, porque tendrán que vendernos otra cosa, tendrán que pasar a decir que la Liga es objetivo prioritario y que el Barça es el enemigo a batir. Cambio de discurso sí, pero muchos, hace tiempo que se retrataron ya, aunque sigan jugando a periodistas honestos porque “papá” les da de comer por portarse bien. Ahora, ya se sabe cuál es el objetivo, y la cosa no anda difícil porque el viejo zorro le ha sabido poner el cebo a los ingenuos que tan tranquilos vivieron (o debería decir hexatranquilos?) Ahora, con el Diario Sport que amarillea o “amarquea” (perdón por el palabro eh?) con lo del “Villarato”, en lugar de preguntarse porqué el Barça tiene peor defensa que el año pasado y encaja dos goles en dos llegadas a puerta, pareciera que el nerviosismo inquieta a los azulgranas. De ese miedo puede alimentarse el Madrid, porque tras tanto fútbol catalán el pasado año, este los tienen a la par y con una ligera ventaja blanca por lo que transmiten unos y otros. El ideólogo argentino del Real Madrid, ayer volvió a llamar a la calma: total, no hay problema, sólo han tirado la Copa del Rey y en la Champions (objetivo prioritario del “Ser Superior”), han naufragado estrepitosamente, pero tranquilos, hay vida más allá. Por cierto: mis felicitaciones a un gran tipo: José María Gutiérrez, por decir siempre lo que piensa, sin importarle si es correcto o no, si va a desatar un huracán en el vestuario, o si le perjudica en su carrera deportiva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Tampoco fue para tanto

La prensa madrileña anda entusiasmada, quizá agarrándose a cualquier saliente para ver débil al barça. Cierto es que el Espanyol tuvo alguna ocasión para haberse adelantado, sobre todo una clarísima (creo que de Soriano) que por chupón quizá privó a los “Pericos” de la hazaña, aunque luego se desquitara con un golazo. El Barça pareció débil porque en 60 minutos ganaba por 3-0 y no tenía mucho más que hacer que pasar el rato que quedaba, sin lesiones ni nada extraordinario. Los goles del Espanyol alegraron la noche pero sólo para darle emoción. No le quito mérito a los hasta el momento suplentes blanquiazules, lo dieron todo y estuvieron cerca, pero al Barça lo noté sobradom, regulando, controlando pero sin descuidarse. Eso sí: la defensa del Barça si juega siempre en Copa, es mucho más vulnerable. Ni Cáceres ni Piqué dan sensación de jerarquía, de tranquilidad, de saber estar. Igual es una sensación por el partido de ayer, pero el Espanyol llegó relativamente fácil por momentos. ¿Quién jugará la final si llegan? ¿Cáceres, Silvinho y Piqué? Me da que no, pero de débil el Barrça nada. Puede permitirse bajar el pistón, no golear ni maravillar pero ganar, y eso no es debilidad, es practicidad y fondo de armario, o sea, lo mismo que hace Juande en el Madrid pero sin fondo de armario. Entiendo la necesidad de muchos para agarrarse a lo que sea, entiendo que hay que vender y no desanimarse, pero no se puede negar la evidencia, el Barça además de jugar bien, es práctico, gana, no comete errores y no te da opción a golpearle. Eso sí, en uno o en dos partidos, cualquier cosa puede pasar.

La segunda de Primera

La segunda jornada nos dejó bastantes más de lo mismo, y algunas realidades plausibles.

El Aleti, sigue siendo el Aleti: capaz de lo mejor y de lo peor, y aunque no fue un mal partido el de Pucela, no supo achuchar a un equipo que jugó 60 minutos con un jugador menos.

Nadie dirá que el fútbol no es rentable a veces: dos goles, seis puntos y un liderato en solitario que aunque ficticio a estas altura, sirve para que los “Pericos” saquen pecho.

El Barça sigue jugando mal, o al menos no sabe a lo que juega.

Guardiola tiene cosas de Cruyff: entre ellas la soberbia, el pensar que esto lo gano por llamarme Barça, pero las camisetas y los nombres, hace ya mucho tiempo que no ganan partidos.

Numancia y Sporting tuvieron partidos casi calcados, y a pesar de la entidad de los rivales, tantas concesiones defensivas suelen acarrear la pérdida de muchos puntos.

Es muy difícil hacerles goles a los grandes, pero más complicado es meterles 3 y no llevarte nada al final.

El Madrid sigue igual: con una defensa horrorosa y con suerte y mucha pegada de cara a gol.

Su entrenador, cada día que pasa más detestable por mi persona, sigue con su inexistente simpatía ganando amigos por toda España. Menos mal que los jugadores cumplen que si no…

Málaga y Athletic no lo pudieron hacer peor.

El partido fue el más pobre quizá en 10 años en Primera División. Si eso es todo lo que pueden dar mejor que empiecen en Segunda, que igual hay tiempo para otras cosas.

Sin pegada, sin fútbol y sin alma, sólo hubo porteros, y Arnau, tampoco tuvo que trabajar demasiado.

 

La primera de Segunda

Pegar primero, o pegar más fuerte. Esa es la ley de la segunda, así se sube o así (sin pegar) se baja.
La pegada es necesaria para dar vuelta a un partido, de eso sabe mucho el Tenerife que en los tres últimos minutos de partido, pasó de perder 1-2 a ganar 3-2.
De pegadas sabe la Real: jugó mal, los canarios le perdonaron la vida en la primera parte pero ¡pam! Un zarpazo a la media hora de juego y tres puntos que son un bálsamo para como están las cosas.
Pegada tremenda del Girona, que ganó en casa del Celta, eterno aspirante al ascenso y como casi siempre últimamente consuumidor de media tabla, y pegada tremenda la de otro modesto como el Huesca, que tuteó y de que forma al gallito Castellón.
Aganzo pegó en la red y Clemente se fue de vacío en su retorno a Segunda.
Tokeroo debutó con un gol en el descuento y Pouso y el Éibar suman los primeros puntos de la temporada.
Hay otros que no pegan, como Salamanca y Alavés que anduvieron dormidos de cara a gol, otros lo hacen con contundencia como el Hércules que es el líder.
Otros se golpean a sí mismo metiéndose un gol en propia meta en su debut en casa y en Segunda, y otros, aquellos llamados a ser el candidatazo, el rival a batir, ni fuerzas tienen para golpear ni golpearse.
Son una estatua de sal en medio de una jauría de fieras hambrientas que corren y luchan,.
Casi todos saben a lo que juegan, otros aún piensan en lo que eran, pero no se dan cuenta de lo que son.

La primera de Primera

Nadie regala nada. Ya no hay duros a cuatro pesetas, y eso lo comprobaron ayer los grandes o los que se siguen creyendo grandes.

El Madrid perdió en Coruña, y como bien dice Tomás Guasch hoy en As y yo suscribo, lo mejor es firmar una derrota digna y no ir, se ahorra el Madrid el viaje y la afición el soponcio.

Schuster sigue dando gotas de su soberbia, pues a otra de esas frases que pasarán a la historia (está pugnando duramente con Toshack), “miré a la derecha y no vi a ningún jugador ofensivo”, se impone responder si es un majadero o se lo hace, porque que yo sepa, alineación y convocatoria las hace él mismo si no han cambiado las cosas en la casa blanca.

El Barça sigue igual: Mesi es uno y el Numancia son once.

Es probable que valga por dos o tres, pero nunca por once.

Si el Barcelona no sabe al menos meter al Numancia en su portería, y el entrenador novato no hace algo por empujar a los suyos, apañaos vamos.

La bandera de la humildad sigue enarbolada por equipos que saben a lo que juegan.

Recre y Almería ganaron ayer a domicilio.

Los primeros a la chita callando, y los segundos haciendo ruido en una casa donde se molestan cuando una hoja de papel se cae al suelo.

De regalo, la ilusión y voracidad de un equipo necesitado de cualquier cosa para ser feliz, el fantástico momento de Forlán, y el creo que por fin reconocimiento a Javier Aguirre.

Al mexicano no le ha podido la soberbia. Se ha dado cuenta que Maniche es importante para el equipo y se ha comido el orgullo, ha reseteado la carpeta Maniche y ha sido beneficioso.

Ojalá los demás entrenadores tomaran nota, y ojalá muchos compañeros de profesión se coman sus palabras. Y si no tienen hambre, harían bien en ir bajándose los pantalones.

 

Clásico: ¿corazón o cabeza?

Quedan solo 5  días, pero cuanto menos queda más nervios tengo y más incertidumbre.

La certeza de que va a ser el séptimo clásico seguido sin ganar, sigue tomando cuerpo en mi cabeza.

Porque el corazón hablará luego.

Con la cabeza ahora mismo River es más que Boca.

Porque al equipo de Ischia le falta continuidad, sigue tremendamente vulnerable en defensa y sigue teniendo Riquelmedependencia.

Y eso que dátolo empieza a ser lo que un día fue en Banfield, y que Palacio se ilumina de vez en cuando.

La jerarquía de Battaglia en mediocampo, no parece suficiente para contener al Millonario, más aún con la baja de Fabián Vargas.

River llega mejor: enchufado de cara a gol, con Carrizo en muy buena línea y con un Buonannote que cada vez me gusta y me maravilla más.

La diferencia de 7 puntos entre uno y otro pesa como una losa, o debería hacerlo, pero también hay que tener en cuenta que entre medias ambos juegan Copa Libertadores, y que pueden pasar cosas.

Mirado por lo racional, quizá sea que la tónica se rompa, que mis invocaciones a los ídolos Román y Martín surtan efecto, y que sea una de esas noches que han pasado a nuestra gran historia de hazañas.

Si Boca quiere ir de veras a por el torneo local, no puede ni siquiera empatar, y si no puede hacer frente a los dos torneos como yo creo, que se centre en ganar la Copa que muchos ven por la tele.

Si lo del domingo fue disputar el clausura, yo me hago socio compromisario del Madrid.

Fue uno de esos partidos de los que se te cae la cara de vergüenza, en los que seguimos dando la razón a una pequeña minoría que dice que somos hijos suyos, pero con esas pequeñas migajas hay que alimentar a los pobres.

 

Ojalá sea la noche de los ídolos, o de las nuevas apariciones, pero por favor, por una vez y sin que sirva de precedente, que le gane el corazón a la cabeza.

Desde ya comienzo las invocaciones a Martín Rodrigo y Román, y de paso invocaré el espíritu del Pato, del Patrón Bermudez, de Nico Burdiso, del Chelo Delgado, del Apache, del Chicho Serna…

No saben como ansío que sea una fiesta mi corazón, ese que late al mismo tiempo que la Bombonera tiembla.

 

Palermo para la historia.

Domingo, 2 de marzo del 2008, las ocho y dieciséis minutos de la tarde, cielo plomizo y calor en La Plata. En el Estadio Único, un rubio treintañero está celebrando un sueño. Martín Palermo se ha convertido en el máximo goleador de la historia del mejor club de América, el Club Atlético Boca Juniors con 180 goles en partidos oficiales. Fue de penal, un penal que no fue, pero eso a Martín no le importó. Tengo que robarle la frase a Martín “El Bocha” Flores, porque aunque el la pronunció en Radio La Red, yo lo estaba pensando: ¿puede soñarse 180 veces la misma cosa? Palermo sí puede. El Titán de La Plata, el “optimista del gol” como lo bautizó Bianchi, pasó a la historia con ese penal ante uno de sus eternos rivales, Gimnasia y Esgrima de La Plata, y acarició la gloria con la punta de los dedos. Esa gloria que ya rozó con los torneos locales, las Libertadores de América, la Sudamericana, la Recopa o la Intercontinental (¿te acordás de los dos goles al Real?), y de tantos otros, hasta 180 que han pasado ya a la historia. 180 goles, 180 gritos, 180 brincos de alegría de miles de fanas que te aclaman en el país, y de otros tantos que coreamos tu nombre siempre que sales a jugar. Da igual que no hagas las gambetas de Ortega, que no desbordes como “El Apache” o Palacio, que no definas como el “Cun”, que no sepas dar pases como Riquelme, que no uses tres dedos como el “Chelo Delgado”, que no las pongas como el mellizo Guillermo, que no te acerques al juego del Diego. Palermo no hay más que uno, y aunque algunos te puteen o repudien, ahí estás, con 180 gritos y vamos a por más, porque no nos cansamos de gritar, de saltar, de cantar todos tu nombre y ese grito que hace temblar la Bombonera: aplaudan aplaudan no dejen de aplaudir, que los goles de Palermo ya van a venir. Salve Martín Palermo.

Otro torneo que se va, porque a pesar de que haya chances la verdad es que está muy difícil. Aun así, el miércoles me olvidaré de esto que escribo y alentaré a Gimnasia La Plata para que al menos le saque un empate a Lanas, y una velita a lla inspiración de Boca contra la revelación de este apertura que no es otro que Tigre. Aunque Lanas también podría serlo. Me dolió la derrota de Boca por el momento en que se produce, por la manera en que se produce, y sin querer cargar las tintas sobre Ruso, por producirse como se produce. Nunca me gusta presumir de fútbol, ni siquiera nii de pretender saber un poquito, pero como decía mi querido y admirado Petón en As, lo de Boca lo ve hasta un ciego. Boca no puede jugar con enganche porque no tiene, Gracián está a años luz de parecerlo. Boca no puede dejar que Bataglia se pelee el solito con todo el mediocampo del rival, mientras Banega y Cardozo se acicalan, Boca no puede sufrir tanto por arriba teniendo a Paleta como marcador central. Y aun así, Ruso lo sigue haciendo, sigue incidiendo en los mismos errores. Los han tapado actuaciones increíbles de Caranta como ayer, o noches mágicas de Martín o de Palacio, pero todos los días no es fiesta, a veces las bombillas se apagan y entonces… Entonces pasa lo de ayer. Un equipo lastimoso y lastimero fue superado por un equipo que solo piensa en hacer historia en la Sudamericana y en como tumbar al potente América. Y aun así Boca fue superado, dominado y apartado casi completamente del título. Y lo que se viene… Es peor. Da igual que venga Román, aunque el fútbol volverá a ser distinto. ¿Con esa actitud va a ir Boca a jugar el mundialito? ¿Así queremos ganarle a Pachuca? Porque no se olviden que para jugar contra el Milan hay que ganarle a Pachuca, y si juega como ayer, Boca noo le gana ni a los japoneses. Eso sí, pase lo que pase todos soñamos con esa mística, ese Boca que se transforma en gloria y salva las difíciles, pero eso son sueños. La realidad es que Boca no juega un carajo y que anoche jugó tan mal, que le está diciendo adiós al torneo, y en casa de los primos, sonríen pues no les va nada mal lamerse las heridas con el bálsamo de la derrota de anoche.

Siguen malmetiendo.

Tengo una duda: o la gente se aburre mucho los fines de semana, o en Leioa y Iruña están regalando las licenciaturas como rosquillas. Este pasado fin de semana, en la prensa guipuzcoana recibimos una lección de objetividad y de periodismo moderno que quita el sentido. Cuidado, si son sensibles que esto hace daño a la vista. > FÚTBOL CANTERA:LA REAL DOMINA EN EL TRIPLE ENFRENTAMIENTO REAL-ATHLETIC > Dos victorias y un empate balance favorable a la Real Sociedad en los > encuentros disputados el pasado fín de semana > > La Real Sociedad siempre ha sido un equipo que ha cuidado la cantera. La > realidad actual del primer equipo así lo viene a confirmar. En el partido de > ayer en Alicante se alinearon siete canteranos en el once inicial, además de > los otros dos jugadores que salieron del banquillo. Es una clara muestra de > la voluntad de contar con los de casa. > Para poder tener un primer equipo fuerte es necesario que los equipos > inferiores funcionen bien, que formen futbolistas de calidad y carácter que > en años venideros puedan tomar el relevo de los veteranos que abandonan la > práctica deportiva. En ese sentido, el pasado fín de semana Zubieta ha sido > testigo da algunos partidos realmente interesantes que pueden servir para > evaluar el trabajo que se está llevando a cabo en el fútbol formación de la > Real Sociedad. > Concretamente los conjuntos de la Real Sociedad de División de Honor > Juvenil, Liga Vasca Juvenil (más conocido como Easo) y Liga Vasca Cadete se > enfrentaron en Zubieta a los equipos del Athletic Club correspondientes a > cada categoría y los resultados han sido muy favorables a los donostiarras. > > En División de Honor, los jugadores entrenados por Alberto Iturralde > vencieron por 3-1 a los leones. En Liga Vasca Juvenil, los pupilos de Iñigo > Cortés endosaron un claro 3-0 al rival y sólo a los cadetes de Liga Vasca se > les escapó el triunfo, firmando el conjunto dirigido por Luki Iriarte un > empate sin goles. > En definitiva, un triple enfrentamiento entre entre Real y Athletic que se > saldó con un claro balance favorable a la Real. Dos victorias y un empate. > Con seis goles a favor y un único gol en contra. > No son resultados sorprendentes ya que en las tres categorías los equipos de > la Real Sociedad marchan por delante del Athletic Club. > En División de Honor, con diez partidos ya disputados, los txuri urdin suman > 21 puntos y acechan a tan solo un punto del líder actual, Danok Bat. > Idéntica posición ocupa el Easo entrenado por Iñigo Cortés. Nueve partidos > se han disputado en la categoría y suman 19 puntos. Se sitúan a un partido > de distancia del Eibar, que ocupa la primera plaza. En cuanto a los cadetes, > dominan con autoridad la tabla clasificatoria merced a sus ocho victorias y > el único empate de la temporada que cosecharon ante el Athletic Club en > Zubieta este fin de semana. En esta categoría destacan sobremanera los > números anotadores del conjunto con nada menos que 49 goles a favor y sólo > uno en contra. > Lo ocurrido este fín de semana en Zubieta se trata tan sólo de un ejemplo > que da la medida del excelente trabajo que se sigue desarrollando en la Real > Sociedad por parte de técnicos, preparadores, etc... en pos de formar > jugadores de calidad. Y ahora, uno no sabe por donde empezar. Siempre me molestó en las relaciones Real/Athletic, eso de yo soy mejr que tú. Me molesta profundamente. No seré hipócrita al decir que me gusta que siempre gane el Athletic, pero cuando hablamos de cantera, a veces los resultados no lo son todo. Aquél maravilloso Antiguoko de Aduriz, Iraola, los hermanos Alonso, Murillo…, no pasó de quedar tercero en una liga regular, y luego perdió la final de la Copa ante el Madrid, y tantos otros equipos juveniles o cadetes que no han sido nada como equipo pero que sí han dado frutos. Después, está la gran objetividad del (¿colega?) de profesión. Porque a la hora de este maravilloso análisis, se le ha olvidado mirar la tabla de Segunda B, que está por encima de la División de Honor juvenil,, donde curiosamente el Athletic supera en 3 puntos a la Real, que empató a 2 en Lezama. ¿O quizá estaré equivocado y la Segunda B no es cantera para el por desgracia compañero de profesión? ¿Y los infantiles y alevines? ¿No le interesan al interfecto? Por cierto ¿de dónde es el Danok? ¿De BBurgos? Porque si aplicamos la esencia de este artículo, el fútbol vizcaíno está por encima, pues el líder es el Danok. Como me da tanto asco escribir esto, me da pena por la gente que lo lee y se intoxica, y se calienta el cerebro con estas cosas que no dejan de ser reales, pero meras nimiedades que sólo nos llevan a otras cosas peores. ¿Va mejor la cantera de la Real que la del Athletic? Pues oiga, fenomenal, pero también va mejor que la de Osasuna, (lo digo por la clasificación de la División de Honnor Juvenil), ¿y? ¿pasa algo? ¿dan algo? A no ser, que el complejo de niño pequeño, de ser o destacar en algo, de ser mejor o sacarr mejores notas que el supuesto, y repito supuesto hermano mayor, sea el gran y único objetivo. Si esto lo leyera en la prensa vizcaína también me dolería. Esto no es periodismo deportivo, sino escoria deportiva, calentar gratuitamente la cabeza a los sufridos aficionados de la Real en este caso. Oiga, si son mejores enhorabuena, pero ¿no creen que hay cosas más preocupantes en el fútbol que ganar un derbi en juveniles? Para mí sí, pero quizá para algunos no. Aunque me ponga a su altura, las chicas se llevaron 7 en Lezama ¿y? ¿sacamos pecho? ¿hicimos un reportaje a 5 columnas? No. Venga, ánimo, sigan adelante por querer ser los mejores, que eso está muy bien, compitan y si lo son queddarán por encima de los demás, pero después, no lo estropeen con Delibasics o galeses o argentinos de turno.

Palco de prensa: lo que cuenta es ganar.

A todos los entrenadores les preguntan más de una vez que qué prefieren: jugar bien o ganar. Todos siempre se van por la tangente, la mayoría dice las dos cosas, pero todos saben que todos, absolutamente todos eligen finalmente ganar. El único que ha ganado los dos partidos es el Madrid: sin discusión, con pegada y jugando al fútbol por momentos. Las comparaciones con el capellismo no han tardado ya en salir, pero es ventajista fijarse en eso. Quizá debería miirarse la metamorfosis de este Madrid de SSchuster, con el Madrid de SSchuster que hincó la rodilla ante el Sevilla en la Supercopa, como la noche y el día. El Madrid juega bien, y además gana. ¿O debería decirlo al revés? El Barça también gana, pero sin méritos para merecerlo. Ganar en tu campo con un inexistente penalti y un gol que no debiñó ser válido pues la pelota no entró completamente, no deberían tapar el horrible juego culé. La victoria sirve para que en esta semana de parón nadie hable de que el Barça no hilbana juego, que defiende horrible y que hasta el debilucho y convaleciente Athletic le puso en problemas en el propio Camp Nou. Tampoco mereció ganar el Valencia y lo hizo: con dos zarpazos, dos destellos de puntería y a tapar el runrún de la goleada en el derbi. Atlético y Zaragoza no arrancan: quizá sea por la terquedad de los inquilinos de los banquillos, que anteponen su ego y sus creencias a la realidad de sus plantillas. ¡Que viva…! Negredo: otro chico del Madrid con hambre, otro talento que los blancos desperdician y que al final terminarán por pagar. No sólo mete goles, sino que aparenta saber de qué va esto. Ronaldinho: zapatazo y a guardar, un golazo de los buenos. Guti: cuando quiere juega, y lo mejor de todo es que hace jugar. Fallaron: Mejía y Medina. El primero le dio al Barça dos inmerecidos regalos. El segundo se retrató a sí mismo como un mal árbitro, sin sentimientos y sin saber leer las reacciones de los rivales. El Atleta y sus extremos: 4 buenos peloteros por bandas, y muy poco que llevarse a la boca. Un lateral cuestionado por la afición, le salvó el cuello al mejicano.

Palco de prensa: Cosas que cambian y cosas que no.

Casi me da vergüenza, respeto y otras muchas cosas ponerme a esscribir sobre fútbol, mientras Puerta corre por la banda entre la vida y la muerte. Te pasan demasiadas cosas por la cabeza y demasiados recuerdos: más que por el bien del fútbol y del Sevilla que siga adelante por su bien y el de su familia. Arrancó la Liga y hay cosas que no han cambiado nada, como el Sevilla que estuvoo unos 20 minutos KO, pero que supo golpear bien y certero cuando su rival le mostró los lugares donde más duele. Jugar toda la segunda parte con dos menos, y aguantar con la puerta a cero,, es toda una hazaña, ppero hacerlo contra el Sevilla es una utopía. Tampoco cambian los otros dos de Madrid: el Real juega poco y gana, y el Atlético sigue siendo incapaz de vacunar a su hermano blanco. Puede estar más o menos claro el favoritismo de uno u otro equipo, que el Madriid o gana o empata a un equipo mejorado del pasado año, pero que sigue teniendo el mal de la Madriditis: no hay forma de ganar. También sigue igual el Barça: acabó fatal la Liga hasta el punto de que la regaló, y pareciera que estuviéramos en la misma Liga, porque no ha cambiado nada. Ni siquiera el técnico, que no cambia a quien debe sino a quien menos se enfade, no vaya a ser que se alborote el gallinero nada más empezar. También parecen jugar en la anterior temporada el Murcia, el Valladolid y el Almería. Los tres ganaron a su estilo y a su manera, y ganar fuera de casa tiene un gran mérito para pucelanos y almerienses. Por el contrario, hay otras cosas que han cambiado, unas para bien y otras para mal. Por ejempllo, Lotina ha cambiado de equipo, pero pareciera que la sombra del juego de la Real le persiguiera. El baile de sencillez que le dio el Almería es más que suficiente para que "Loti" les haga una visita a sus dos hermanas monjas. Para bien ha mejorado el Athletic, aunque se quedó un poco en la segunda parte. Dejar la puerta a cero cuando hace dos meses llevaban encajados más de 60 goles, no es un mal inicio, a´ún más cuando tienes un central y un portero de jerarquías y un interior zurdo que hace pupa por la banda: pero no todo puede cambiar, porque no hubo pólvora en el remate, el Athletic le regaló un punto a Osasuna por los servicios prestados hace bien poco. Laa buena pinta que el Zaragoza mostró en pretemporada, debió quedarse en Albacete. En la Nueva Condomina, salió un proyecto de equipo, deslabazado, roto y sin ideas. Cerca estuvo de sacar un punto, pero en realidad, el sábado no supo sacar ni brillo. Nos hemos quitado el mmono de fútbol, pero nos queda demasiado camino por recorrer que debemos paladearlo poco a poco. ¡Que viva...!: la raza y la casta del Racing personificada en Munitis. El saber hacer de Unai Emeri. El trabajo de un incansable Joseba Llorente. El desparpajo del "Cun" Agüero. Fallaron...: Los cuatro fantásticos, sólo Mesi apareció a ratos. Guardado: no haremos el chiste fácil pero digamos que no tuvo el debut soñado. Matuzalén: no dio pases y sí patadas, por eso lo echaron.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La realidad del campeón de América

Otra vez, los árboles taparon el bosque y nublaron la vista a los xeneizes.
Boca no ha ganado ninguno de los dos partidos disputados en el apertura: el primero ante central, porque no tiene a Riquelme ni a nadie que se le parezca lo más mínimo, y ante Argentinos, perdió porque no tiene un solo defensa discreto, el único que quedaba, se fue al Getafe.
Son dos vías de análisis, que ojalá se resuelvan con las llegadas de Gracián y Paleta, pero que desnudan la realidad de un campeón vulnerable.
No quieren darse cuenta de que Neri Cardozo es un jugador vulgar, un niño mimado que presume de novia y de estar en la plantilla de Boca, porque hace 2 años que no le recuerdo un partido decente, y Marino y dátolo, no dan más. El primero porque no juega, el segundo, porque le han dado muchas oportunidades, y no hay manera de que explote.
Esos jugadores, sobran en Boca, y faltan como el colombiano Vargas, que se mata en cada partido y que tampoco contará para Ruso.
Lo de la defensa de Boca ya lo he escrito muchas veces: por arriba, son hermanitas de la carida, corriendo se asemejan a tortugas y cualquier rival valiente, los acobarda.
Hay que dar gracias a la dirigencia de Boca por haberse desprendido del único central potable que tenía Boca, y que voy a extrañar a rabiar.
Eso sí, al menos Boca tiene las cuentas saneadas, una plantilla y un entrenador, que algunos a los que apodan Millonarios todavía andan buscando.
En fin; el Apertura será para otro grande; El Ciclón, quizá el Rojo, pero creo que no será para Boca, aunque quede mucho.
Ahora: si llega Román…
Román todo le puede, aunque le pese a Labolpe.

¡Vamo a traer la Copa a la Argentina...!¡

Bueno, el cantito lo completo la semana que viene, porque en el fútbol saben que pasa de todo, pero ir a Porto Alegre con un 3-0 de ventaja, es la leche. Del miércoles hay mucho que decir, pero no quiero aburrir hablando de Román, Román y de Román. Volvió a ser el mejor, con otro golazo de tiro libre y el amo de la cancha, con la pelota y con sus compañeros. El miércoles destacó toda la defensa, en especial el paraguayo Morel, con ese toque de distinción que tiene para sacar la pelota y empujar al equipo, y Ledesma, ese Ledesma que pasó casi inadvertido para Basile, y que es junto con Riquelme y Caranta el mejor del semestre. No faltará quien diga que el primer gol de Palacio es fuera de juego de Martín Palermo cuando se la deja de cabeza, y cierto es, y que el 3-0 se lo mete un brasileño en propia meta, pero Boca fue inmensamente superior a Gremio, y sólo en la Bombonera, Libertad lo inquietó un poco. Sin ni siquiera estar a la mitad del rendimiento Marcelo Palacio, jugando siempre con Cardozo que ni rozó dos partidos decentes entre Copa y torneo local, con Clemente que no defiende ni sabe, con un Ibarra lento por momentos, y con un Banega demasiado joven para algunos partidos, aun con eso Boca ha peleado el clausura casi hasta el final, y está a punto de traerse la Copa a la Argentina… La próxima lo analizamos más, mejor y en profundidad, pero nadie, nadie le ha regalado nada a un Boca que entró de tapado a los octavos, pero que lleva siempre su chapa de campeón grabada a fuego en su piel, recuerden: vamo a traer la Copa a la Argentina…

Boca ya está en semis

Dicen que ganar a lo Boca es ganar sufriendo, pero ganar como Boca lo hizo en El Defensores del Chaco ¿cómo se llama? Fue un gran partido de Boca, quizá el mejor del año en el cómputo general, con algunos errores, pero bien pocos. Caranta ni se tuvo que duchar, la entrada de Daniel Díaz fue un bálsamo para la desastrosa defensa xeneize, hasta Ibarra y Clemente taparon bien. Y aunque lesionado, Riquelme jugó como Riquelme, con un gol bárbaro (riquelmeano) como él solo sabe hacer, (dedicado para Roig que lo ve por televisión), con un Palacio fallón que acertó en una para poner la puntilla, y con un gran Martín Palermo que estuvo de asistidor en el segundo tiempo. Todo esto con un Dátolo desde el banco que cada vez se parece más a aquel muchacho de Banfield, con un ordenado Ledesma y un flojito Banega. Así ganó Boca, a lo Boca de Bianchi, y ya está en semifinales de su torneo, de su Copa. Cúcuta parece asequible, y se define en casa, pero ojito con la altura y con confiarse ¿se acuerdan del Once Caldas? Pues eso. Y mientras tanto, Castromán, Labolpe, Marín, Pasarella y todo el gallinero… ¡lo ve por televisión! r

Hay otra chance

Lo de anoche en La Bombonera fue justo. Pues si bien Boca jugó mal, y no supo jugarle a Libertad, el 0-1 era muy injusto, y no porque los paraguayos no lo intentaran, sino que solo vinieron a defenderse. Ya se sabía, saben hacerlo perfecto, tienen un orden envidiable y pocos fallos atrás, todo lo contrario que Boca que es un desastre, aunque ayer no estuvo demasiado exigido. Curiosamente, la defensa estuvo bien, y Caranta fue quien la regaló: en lugar de agarrar la pelota, la manoteó y se la metió dentro, y solo quedaban 10 minutos. Antes, el concierto de pito desafinado del colombiano Oscar Ruiz, repartió casi siempre para casa, pero al final casi lo equilibra. Los paraguayos se llevaron alguna tarjeta de más, porque Palacio estuvo hábil a la hora de tirarse. Últimamente solo está hábil en eso, pues de cara a puerta todavía lo estamos esperando. Riquelme supo tirarse en el áreea cuando sintió el aliento del paraguayo, pero lo que sacó con picardía y desacierto de Ruiz, lo desperdició en una ejecución poco ortodoxa: suave y al centro. Ya van 3 penales fallados de los últimos 4, Palermo esta vez no se animó, pero el resultado fue el mismo: a las manos de Baba en este caso. Ruiz se equivocó, pues a Palermo le ahogaron el grito por un inexistente fuera de juego de Clemente, pero Martín es de los que no se desanima. 2 minutos después, cuando las manecillas del crono marcaban el 90, su hermosa, imponente y rubia cabeza conquistó la red, y dio la esperanza para la vuelta. Boca jugó mal, sin brillo, sin ser el Boca de las grandes noches, ni siquiera el de las medianas, pero lo importante es que está vivo,y que ganando el jueves en el Defensores del Chaco está en semis. MNo es fácil, pero tampoco es imposible.

Horrores y Román

A Boca lo bailó Vélez anteanoche. Le ganó 3-1 pero pudieron ser más. También Boca se comió alguno (Palacio dos el solito, y los postes dos a Román.) Es cierto que Laverni fue antiboca: echó mal a Ledesma, Zárate estaba fuera de juego en el 2-1, y a Castromán lo debió echar cuando estaba en el campo. Al margen de eso, volvió a pasar lo de siempre: Que Boca es insufrible en defensa, agónico, horrible. Las dos bandas son un coladero: Clemente porque no sabe, Ibarra porque está asfixiado. Sólo Caranta es ajeno a esto y el miércoles fue el salvador, con increíbles paradas de mérito. Lo de Boca defensivamente, no solo fue ayer, estoda la temporada. Al principio, y sólo contra San Lorenzo el equipo fue un clamor defensivo. Más mal que bien lo fue disimulando. Pero las lesiones de Maidana y “El Cata” Díaz, han agrabado el asunto hasta tal punto, que Boca ha encajado 8 goles en los últimos 4 partidos entre torneo y Libertadores. Argentinos le hizo 3 de cabeza, Racing lo empató porque Boca es horroroso defendiendo, (amén de que Ruso colaborara sacando a Riquelme.) El problema defensivo de Boca, no sólo es en defensa. Ruso sigue encabezonado en jugar con Banega, gran futbolista de toque, pero muy verde, no defiende, no sabe y cuando roba, siempre es con falta. Es casi igualito a cuando debutó Gago. Ledesma se come su defensor, el que defiende Banega y los que entran por la banda de Ibarra, es increíble lo que trabaja ese chico. El ala izquierdo es un pasillo que invita a los rivales a recorrerlo. Ya dije, Clemente no sabe, ataca como los ánggeles pero no sabe (ya está fichado por el Espanyol), y Cardozo ni sabe ni quiere. Por suerte, Boca tiene a Palermo y a Riquelme. El primero, lo de siempre, falla las fáciles, y se inventa goles donde no hay peligro. Lleva 10 en el clausura y 2 en la Copa. A pesar de todos los horrores posibles que Boca forma en ataque, pagar por ver a Riquelme compensa todo lo anterior. Lo del miércoles fue ejemplar, porque al margen de los dos tiros al palo y su gol olímpico, supo que aun sin saber, debía defender, y fue uno de los que defendió. Defendió mal, sin saber, pero defendió a su manera. Aguantó el balón, durmió el partido y sacó faltas que desquiciaron al Fortín. Labolpe sacó ppecho por la victoria, pero Ricardo, quien pasó fue Boca, que te bailó en la bombonera, y aunque el baile de anteanoche baila bonito, Boca tiene al mejor bailarín de este siglo,: es Román, todos ailan al sol que él toca. ¡Y qué música! ¿Hasta cuando durará?

Apertura pinchado ¿por quién?

Se hace duro escribir hoy. Incluso se hhace duro leer la prensa, todavía no lo he conseguido, y me resisto a hacerlo. Es increíble como un equipo ganador, glotón de títulos hasta la saciedad, se ha dejado este caer de entre los dedos. Lo de anoche se veía venir, sobretodo en el segundo tiempo, donde Boca pareció un conejo asustado, acobardado pidiendo la hora desde que marcó Palermo. ¿Le apuntamos sólo a Labolpe? Pues sí y no. Los jugadores tienen gran cullpa, pero no todos. Resulta chirriante, que por muy bien que vaya de cabeza, Matías Kahais que tiene 4 partidos con la primera de Boca, deba marcar a uno de los 3 mejores delanteros del fútbol argentino en la actualidad, y claro, así le fue a Boca. Chirría que faltando 35 miinutos, y con un Estudiantes que se iba y se iba a la puerta de Bobadilla, Labolpe que siempre va para delante, cambie a Guillermo por "El Pampa" Calvo. Si no estaba muerto el partido, allí lo entregó boca. En ese cambio y en la justa expulsión de Ledesma, lo único reseñable en Boca además de su portero y ese eterno "Loco" Palermo. Es una tremenda humillación para el Xeneize, pero tremenda. Incapaz de sacar un punto en las últimas 2 jorna humnadas cuando en las 17 anteriores sólo había perdido 5 da mucho que pensar. ¿Relajación? Seguro. ¿La cabeza en otro sitio? Sólo uno, pero se notó terriblemente. El bajo rendimiento de Gago se llevaba viendo de 5 o 6 partidos a esta parte, pero se tapó con las victorias y pasó a ser anécdota. Hay muchas cosas, demasiadas pero el único culpable (amén de Grondona), es Boca y sólo Boca. Boca lo mereció, y Boca lo perdió. Y este torneo duele, porque en el horizonte se atisban negros nubarrones, que ya veremos como se marchan. BOca ya es vulnerable, se acabó el mito y ahora todos lo saben, medio mundo lo sabe. ¿Quién le pone remedio? Labolpe dijo que si no ganaba el Apertura se iba. Assí de corazón y sin pensar, que se vaya. Movió las piezas demasiado, desorientó al equipo, perdió el Apertura. A mí no me van los experimentos. Sinceramente tampoco me iban los de Basile, y esos me los tuve que comer, porque fue un año glorioso. AAdiós al "Tri", Adiós a Gago y adiós al miedo y al respeto de los demás. Somos vulnerables, pero seguimos siendo Xeneizes. Habrá que saber si este torneo vale o no, como dijo el cobarde de Daniel Pasarella, a lo mejor ahora sí vale. Felicitarr al Cholo Simeone y a su "Pincha". Él, creyó en la gloria y se le dió, pero aunque merecida, la gloria se la entregó Boca en bandeja deplata. ,

¿Vale la palabra de Macri?

Anoche, el Larguero de la SER, volvió a rehabilitar al madridismo dormido y triste. Jugaron con un jovvencito de 20 años, y sólo les faltó decir que firmara el contrato por teléfono. Gago quiere y jugará en el Madrid, pero ojo, tras Riquelme, es el mejor jugador salido de Boca, incluso mejor que Tévez, y la calidad se paga. 24 millones son su cláusula y bueno sería que Macri no rebajara ni un céntimo, aunque ya se sabe que al final rondará los 20 millones de euros. Si hacemos caso, Macri ha venido diciendo y ha recalcado esta tarde en Radio La Red, que Gago no se va hasta junio: "es el compromiso con la gente de Boca que Rodrigo (por Palacio) y Gago jueguen la Libertadores... Tiene 20 años y le quedan por lo menos 10 para jugar en Europa... Que venga el que quiera, nos sentamos y Gago se va en junio..." Si he de ser sincero, no me lo termino de creer, y qué quieren que les diga, me da miedo y no quiero que salga ahora, ni que se le regale. Espero que a pesar de que acabe ahora el mandato de Macri, siga haciendo bien las cosas, negocie la salida de Gago como la de Tévez o Romá, y luego, ojiito a las inversiones. Sólo el tiempo lo dirá, pero no me fio todavía... necesito más pruebas. Sí, Macri también ha dicho "la gente de Boca también debe disfrutar de Gago", espero que el viento no se llevve tus palabras Mauricio. Salve Fernando. Por cierto: un futbolista como Gago y Capello, son el agua y el aceite. Odio a los clubes que fichan todo lo bonito que se mueve.

Lo que hace el hambre

Últimamente estoy dando en la diana, imaginé así el clásico y así fue. Ganó bien el Madrid, porque tuvo más hambre, porque a Emerson le perdonaron la ducha antes del descanso, y porque Rijkaard le dió una manita a Capello. El gol de Raúl bien tempranero fue un golpe duro parael Barça, que no despertó hasta los 20 minutos. Eso sí, después Mesi se encargó de meter en problemas a la defensa blanca. Hasta 3 bien claras tuvieron los azulgranas, que sin embargo no acertaron. Si a Emerson le hubieran sacado la segunda amarilla a un minuto del descanso, otro gallo hubiera cantado, pero, jugando los dos más recompensados en errores arbitrales en la historia de la Liga Española, a veces se la dan a unoy otras a otro. Pero la segunda parte fue distinta, sólo existió un equipo: el Madrid. Ejemplar contra para el 2-0, extraordinaria, por su velocidad, por su brillantez, y por el monumental pase de Guti. Luego, al holandés que ya se le habían cruzado los cables al no poner a Márquez, quitó a Deco, que era el único que sacaba el balón con criterio, alejó a Mesi del área y el Barça murió. Ganó el Madrid sin casi despeinarse, por hambre, por ganas, por necesidad. Dió la sensación de un Barça cansado, atípico, sin ideas cuando no están ni Eto.o ni Ronaldinho, porque a pesar de estar en el campo, en ningún momento fue el líder con ideas que necesita el Barça. Así, sólo Mesi y Deco pusieron algo de criterio, y al portugués, se lo cargaron en la mitad del segundo tiempo y allí se acabó el partido. Grande Raúl, siempre está, hace poco ruido, pero siempre aparece. Capello ha desistido y ahora Guti y Robi nho sujetan a un equipo que cada vez va a más, aunque tenga una defensa de chiste, en donde el único serio es Helguera, y ese porterito que se llama Casillas y que hoy ni sudó. Ganó bien el Madrid, y ahora, a ver quien los calla a los "Pplumerosy Voceros" del Centro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

También en las duras.

Claro que sí, también hay que estar a las duras. Lo de ayer fue un mazazo bien gordo, porque toda la ilusión rojilla se esfumó a 15 minutos del final, ante un equipo más flojo de lo que dice su nombre. A Osasuna se le notó nervioso, respetuoso ante un rival y una competición que era una novedad. Quizá eso y la malla suerte que tienen los equipos que no son grandes, esa madurez para aguantar un marcador, hicieron que Osasuna tenga que conformarse con la UEFA. No seré ingenuo, Osasuna no jugó un gran partido, pero tampoco el Hamburgo. El 0-0 fuera de casa, hace ya varios años que no me gusta, es traicionero, ya lo vieron ayer. El premio se ha quedado en Alemania, Osasuna y su afición se quedan sin probar esa miel, pero la temporada es larga. No me olvido de ti, amigo, siempre te tengo presente, y llegarán días de sonrisas, ya verás, siempre arriba Cuco.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres