Blogia
sergiobrau

Una breve visita a la tierra del vinagre: dí

Una breve visita por la tierra del vinagre: día primero. Antes de empezar a ller, aclaración para algún malpensado. Como el lunes me dijo Javier Monsón, no voy al pueblo de Agustín Lasaosa, sino a Módena, la tierra del vinagre que no pienso comprar por cierto. Hay días que tienen más de 24 horas, estos son cuando vengo para aquí y nos vamos de viaje. Lo que para todos empezó hoy jueves, empezó para mí a las 20.03 del miércoles, en ese bonito y odiado “Canfranero”, que nos retrotrae al siglo Xix a los de Huesca, pero como somos borregos y seguimos pagando las tarifas abusivas de Alosa, tardando eternidades en llegar a Zaragoza y a Delicias, pues así nos va. Tras dos horas y media de espera, 8 horas y 40 minutos en un trenhotel para llegar a Málaga. Aunque no lo parezca, es un tren comodísimo: lo recomiendo de veras, y juro que no es ironía. No es una maravilla pero yo duermo bien y relativamente cómodo que es de lo que se trata. Después, un corto paseo en cercanías a Torremolinos (eso sí que es un cercanías y no la m… que tenemos en Huesca, donde me ha recogido “El Gato.” Tras un desayuno en la prestigiosa cafetería Tere (nosotros dos no vamos a garitos de mala muerte ¿eh?), hemos dado un “corto” paseo de una horita por el complejo deportivo San Miguel. Lo tienen bien montao los del PP, la verdad es que está lleno de instalaciones deportivas, amplias, en buen estado y con fácil acceso. De rebote hemos pasado por el mercadillo (ya quisiera Huesca uno así), y hemos visitado a Richi, un colega del Gato, donde he tenido que poner a prueba mis grandes conocimientos de francés, que ni mucho menos pueden compararse al inglés avanzado que maneja Alfredo. Mientras volvíamos a casa de Mario, yo le daba vueltas a lo del nombre de la cafetería Tere, nombre rebuscado donde los haya que a mí nunca se me habría ocurrido. El Cunsito ha empezado a preparar la milanesa y yo he aprovechao para chatear un poco. Pedazo de invento ese manjar exquisito que Mario borda a la perfección, acompañado con puré de patata. Y para no quedar mal me he puesto las botas, o mejor dicho me he quedao a gusto. Tras que el joven arquero reposara en la siesta, y una selección musical que ha bajado el nivelazo de la de por la mañana, vuelta a Málaga para ir a por el aceituno y luego a por Pepe Hidalgo, un gran especialista en planificar los viajes. A Hidalgo se le olvidó decirme las dimensiones de la maleta que podemos llevar para el viaje: la mía mide 4 cm más de largo, a ver si no me dan problemas y no tengo que aflojar la cartera. Luego han llegao Izan, Alfredo, Zule y Antonio Ruiz, y a los 15 minutos se ha incorporao “El Muro” al entrenamiento. Han sido dos horas, cómo calificarlas: a la media hora ya iba tocao, y a la hora muerto, para cuando hemos hecho el partidillo ya estaba para irme al otro barrio, pero he aguantao. Me he cargao a Jaime, luego al Niño con un cabezazo que me ha dao en el labio que se me ha hinchao un poco, y la más espectacular ha sido un pequeño vuelo de Alfredo tras un choque, que ha supuesto el fin del entrenamiento: ¡si lo sé lo hago antes! Ha estao muy bien, pero para mí que llevo la tira de años sin entrenar, me ha dejao tocao. Luego, para rematar la faena, Alfredo le ha dicho a Eva que poco menos que yo comía como una hormigonera, y no he sabido acabarme el segundo filete empanao tras un megaplato de ensaladilla. Y aquí estoyahora, tras haberle robao la habitación a Ismael, el pobre hijo de Alfredo desterrao hoy de su cuarto, terminando esto que mañana, o en un rato a las 7 de la mañana toca el despertador, y mañana más y mejor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres