Blogia
sergiobrau

Nunca más La Concha

Yo no volvería el año que viene, ni el siguiente, ni nunca. Que se la metan por donde les quepa si es que les cabe. Siempre me hechizó esta competición desde que llegué a Bilbao, ni entonces ni ahora entiendo de remo, pero sí de sentimientos, de colores y de la ilusión de la gente por su trainera. No entiendo de reglamentos, de jueces ni de aplicación de los mismos, pero sí sé, que lo que fue la olimpiada del remo, el campeonato del mundo, es ya una vergüenza que se la queden para ellos, y que si no cambio de opinión no pienso ir más. Reglamentos que hacen que Orio y Castro casi se dieran de bofetadas hace unos años, cuando los jueces tardaron miles de horas para dar la victoria a quien no la merecía, a quien había sido sucio. Y luego llegó el auténtico despelote con Astillero, a la que finalmente dejaron competir cuando tenía una sanción para no poder hacerlo. Hoy, para mí ha muerto La Concha, que se la metan por donde les quepa, que la disfrute quien quiera o como quieran porque hoy, con otra nueva injusticia (por más que el reglamento diga que Urdaibai no podía salir), no puedo entender como lo aplican como quieren y con quien quieren. ¿Qué habría pasado si son Castro o Kaiku quienes tienen el tirón de un remero? ¿Y si es Orio? No quiero ni pensarlo la que se habría montado, pero seguramente se habrían bajao los pantalones como aquel año con Astillero. Si el Club de Remo Urdaibai tiene lo que hay que tener, no debería ir más, que remen ellos, que se la queden ellos, que la sorteen, que se la jueguen a los chinos o al mus, pero que dejen de joder, que se metan el reglamento por donde amargan los pepinos. Zorionak Kaiku. Agur Concha, hasta nunca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres