Blogia
sergiobrau

editorial 30 de enero

Otra vez y como casi siempre de acuerdo con Calderón en su análisis de la actualidad azulgrana. Porque la excusa es hablar del rival de turno, pero el gaditano no esquiva ninguna pregunta, y a veces es él quien introduce los temas de los que le interesa hablar. Ayer, hablando de la preparación del partido de Castalia, Calderón insistió en la obligación de ser mucho más prácticos, de no cometer errores y de saber aguantar los partidos sin sobresaltos. Calderón sacó a la luz el único error que a mi juicio cometió el equipo en el último partido, echar la defensa hacia arriba cuando todavía perdían por la mínima. Yo, que a veces no entiendo lo que el mister busca con los relevos de jugador, esta vez comprendí que el equipo necesitaba una revolución, encontrar la alimentación suficiente para que las pillas volvieran a funcionar, a sabiendas de que más de un jugador iba a variar de rol. Aquello ya pasó y es un ejemplo para no repetir los mismos errores. Eso sí, Calderón dijo que quizá algún día no juguemos bonito, pero con la plantilla que tiene hoy por hoy, es muy difícil no ver alguna jugada de sacar pañuelos aunque el partido sea un tostón. Dejar la puerta a cero es una asignatura pendiente que el Huesca no ha aprobado todavía. ¿Por qué no pensar que puede ser mañana?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres