Blogia
sergiobrau

Antes del clásico.

Sí, hay que dejarse de milongas y anglicismos. Lo del domingo se llama clásico, el clásico Vasco. Al margen de eso y de saber de qué valor serán los billetes falsos que le lanzarán a Zubiaurre, tengo un extraño presentimiento. Antes de decirlo, no quiero cargar las tintas sobre los miles de originales que hicieron aquello con Etxebe, porque en Bilbao no tiraron nada, pero a Karanka y a Ezquerro también los han tratado de peseteros y tontos hay en todos los sitios. A lo que iba, tengo un extraño presentimiento, el presentimiento de que nos van a pasar por encima, que van a estar más metidos, y que nos van a complicar. No sé si es por el retiro de Valencia (que no entiendo a que viene si he de ser sincero.) A lo mejor la lejanía del equipo de Bilbao perjudica más que presiona. Veo a los realistas (jugadores prensa y afición), más metidos, más mentalizados, con mayor necesidad, eso sí. El Athletic, está ante otra nueva oportunidad de dejar tocado a un rival. Pudo hacerlo con el Levante, pero ese golpe no podía ser definitivo. Este tampoco, pero sería media estocada: 10 puntos con la victoria serían bárbaros para estas alturas de temporada. Como lo del Betis tampoco es definitivo pase lo que pase en SSan Mamés en 10 días, este partido se antoja vital. Sí, da igual que se llame Real, Nástic o Sevilla, por poner ejemplos varios, hay que ganarlo cueste lo que cueste, y al Athletic lo veo apelmazado, incluso relajado y pensando: ya ganaremos ya. Creo que es un error, y espero que me tapen la boca el domingo, nada me agradaría más. Hay que hacer que la Real se sienta incómoda, que sienta la presión, que no le salga nada, que le cueste llevar el peso del partido, que le pesen las piernas, que le entre el miedo. Hay que hacer todo eso y estamos en disposición de ello, pero noto que faltan cosas, chispa, genio, garra. Supongo que mientras se acerque la hora del partido, iré poniéndome nervioso y cambiando de idea, pero suelo fiarme más de mis sensaciones previas, y espero equivocarme. ¿No perder? Es positivo a medias. Sin hacer nada el Betis aprieta, el Levante puede despertar. Hay que dejar de mirar atrás, y ganar 2 partidos seguidos. Hay que ser más certeros en remate, ahora que en defensa las cosas parecen claras. Y hay que tapar la banda derecha ¿Oído Unai? Dicen que tienen uno bueno, un tal Savio no sé si os suena, y andan en Donosti locos con él pues ya están pensando en ponerle una calle. En fin, que no pase lo de siempre: que Darko y el danés despierten, que solemos ser hermanitas de la caridad para eso. ¿De Undiano? Confesaré que sin Fermín, estoy más tranquilo. Si hay conspiración como dice Irazusta, ganamos fijo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

sergiobrau -

Yo siempre me pongo nervioso unas horas antes del partido de mi equipo. Y sí, querido amigo, no te equivocas, para mí el partido del año del Athletic es contra el Madrid y en el Bernabéu, el tuyo me da a mí que no jejeje.

Anónimo -

¿Cómo va a estar nervioso un tío que piensa que el partido más importante del año es el del Real Madrid?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres