Blogia
sergiobrau

3 penaltis eran muchos

Desde hace tres años, le tengo verdadero pavor a los penaltis, a los contrarios (lógicamente), pero también a los favorables. La bofetada de las semis de Copa y la Intertoto fue tan gorda, que no me recuperaré en años. Ayer, pude gritar 3, pero parecían ser muchos y uno se fue al limbo, o a las manos de Viera, que al caso viene siendo lo mismo. Para algún malpensado, el injusto penalti que le pitaron al Racing (tan injusto como el que hace 8 días le pitaron a favor a la Real), no está dentro de los otros dos. Fueron estos los primeros en gritarlos, los marcó Elvis para el Peñas en un memorable 4-3 ante el Zuera, pero esa historia no debe ser contada aquí. El caso es que aunque fuera injusto, el penalti de Yeste no sirvió para nada. Ahora, de nada sirve lamentarse como en algún diario vizcaíno. Seguro que hay gente que los tira mejor, pero lo tiró él y tirado está. Demasiados cambios, y demasiado previsible puede ser el resumen del partido. Los cambios, algo obligados por las bajas de Prieto y Yeste, lo previsible, que jugar mucho tiempo a tirarle gorritas a Urzaiz, no siempre va a salir bien. A Murillo y a Iraola, todavía les duele el cuello de mirar hacia arriba y decir "oiga, estamos aquí y también jugamos", pero tampoco es cuestión de poner en tela de juicio las carencias del Athletic ayer. Eso sí, la mejoría de los últimos partidos en defensa, contrasta con la dismuinución de las llegadas en ataque, y con las pocas ocasiones que últimamente crea el equipo, a pesar de que haya alguna excepción. Se perdió una bonita oportunidad de sumar, pero son más bonitas las dos siguientes ante Levante y Real, rivales directos. Porque a pesar de que las sensaciones sean buenas y alentadoras, el Athletic sigue otra semana más, a dos puntos del descenso, y eso es irrefutable. Por eso, los 6 puntos que va a disputar lejos de San Mamés, son tremendamente importantes. Atrás queda ya lo de ayer, lo malo (lo menos) y lo bueno (lo más) que dejó el partido de ayer. Hay que aplaudir a una defensa de circunstancias, que sorprendentemente solo hizo aguas una vez, y desgraciadamente encajó un gol, pero permítanme el comentario, en esa defensa se incluían tres de los defensas más desastrosos del Athletic este año (los datos me dan la razón): Amorebieta, Casas y Sarriegi. Tómenlo por el lado bueno, pues el comentario no pretende ofender, pero esa es la realidad. Con ese panorama, los tres cumplieron con nota, al igual que Expósito. Hablaremos en unos días de lo que viene. Soñar no cuesta nada, pero 6 puntos serían bárbaros y si la suerte acompaña, podrían ser casi definitivos para respirar aire algo más puro, pero no soñemos despiertos por si acaso. Vayamos poco a poco, y pensemos ya en granate, que tiempo habrá para soñar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres