Blogia
sergiobrau

Toshack, vomita envidia y rencor. Intente que los niños no lean esto.(Fuente: Diario Vasco.)

La pareja Calderón-Mijatovic parece que ya tiene sus pies bajo la mesa del Bernabéu. Las quejas de los demás candidatos sobre el tema del voto por correo se las ha llevado el viento. Viajando últimamente entre Gales y España y escuchando los comentarios sobre fichajes, no es fácil entender qué está realmente pasando. Chelsea, Arsenal y Milán han denunciado a Calderón y a Mijatovic a la UEFA por su conducta poco correcta en los casos de Ro-bben, Cesc, y Kaká. Desde Madrid, la pareja sigue diciendo que van a fichar a los tres jugadores. Ganaron muchos votos con estas promesas. Kaká acaba de firmar un contrato con el Milán. Cesc dice que es «100% jugador del Arsenal» y el Chelsea dice que Robben no está en venta. Mijatovic dice que «yo no vendo humo» y pone los ejemplos de Capello y Míchel para confirmarlo. Lo que no dice es que los dos estaban en el paro y no hacía falta mucho para colocarles en el Real Madrid. Capello salió de Juve corriendo. Fue el primero en salir del barco hundido. Tengo entendido que Capello tenía muy difícil ocupar un puesto en un banquillo del fútbol italiano. Míchel, que es Aries como yo -22 de marzo- y un tipo muy gracioso, no tuvo suerte en el Rayo Vallecano y después de tantos años en TVE, despreciando y criticando al fútbol italiano, ahora ha tomado la decisión de juntarse con ellos. Osea, que ni Capello ni Míchel iban a rechazar la oferta del Madrid simplemente porque estaban en el paro. Mi nieta también podía haber fichado a los dos. No hay señales de Robben, Kaká y Cesc. No me extraña. Conozco a Mijatovic, uno de los 'Ferrari boys' en mi segunda etapa en la casa blanca y, sin profundizar demasiado, veo increíble su vuelta al Santiago Bernabéu. Yo no entiendo mucho de este fútbol moderno y comercial, con fichajes de marketing, en el que los presidentes hablan de la venta de camisetas cuando lo que tienen que hacer es vender al jugador. O, en muchos casos, no comprarlo. Mi educación me enseñó a gastar el dinero como si fuera de mi propio bolsillo, con mucho cuidado. Comprar por cinco y vender por diez. El Madrid da pena, trabaja ahora de una forma equivocada, gastando dinero como confetis para justificar las promesas y engaños de la pasada campaña electoral. Será interesante seguir el trabajo de los responsables de la casa blanca y los reportajes de los 'pringaos' de la prensa madridista. Es triste, pero los socios del Madrid han rechazado la candidatura de los madridistas y ahora se impone el estilo italiano. Dentro de unos años no sé si veremos un Madrid campeón o un equipo jugando en Segunda B contra el Sanse. Todas estas lindezas las escribe otro que está en el paro (a pesar de ser el seleccionador de Gales.) Así (en paro), es como mejor vive. Levantándose tarde, gorroneando y viviendo de rentas. Porque esto que pretende ser una columna no es más que vivir de las rentas y de los pocos simpáticos que le quedan en Donosti. Asisto atónito a estos vómitos rencorosos plasmados en columna periodística y me pregunto quien tiene menos ética, él o el que le permite hacer esto. Dicho sea de paso, dudo hasta que él sepa escribir lo que arriba hemos leído, pero como no estoy totalmente seguro, diré que dudo y que lo pongo en cuarentena. Lo cierto es que en campaña electoral sabemos que las mentiras se las lleva el viento, y que nadie dice la verdad. Por lo que conozco a Toshack, esta columna hubiera ido dedicada a cualquiera que hubiera sido presidente madridista, porque entre los múltiples nombres, nunca salió él, nunca le llamaron. Me hacen gracia varias cosas. Critica a Michel por criticar el fútbol italiano y por entrenar al Rayo. Si entrenar en el mismo club que un italiano es apoyar al fútbol italiano, dejaré de adorar la pasta y la pizza, si seguimos el razonamiento de este irracional. Por cierto, parece que le duelen prendas porque Miguel González del Campo entrenara en Segunda B. Y digo yo: ¿con qué podemos comparar entrenar a la selección galesa? ¿Acaso tú puedes presumir? Por cierto: me encanta eso de que los socios del Madrid no han apoyado la candidatura de los madridistas… En fin, son cosas de este tipo gorrón, que cuando el Marca valía 100 pesetas y entrenaba a la Real, se las pedía (las cien pesetas) a los periodistas para comprarse el periódico. Los tipos llenos de rencor y envidia, a mí por lo menos, no me dan lecciones. Como periodista que soy, me dan pena los que consideran que pagar por esto, merece la pena.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres