Blogia
sergiobrau

Europa empieza en el Sadar.

Así rezaba un sms que me ha mandado el mayor osasunista de Huesca. Es cierto. Yo anoche me alegré, me alegré de verdad. Me debatía entre la cuarta plaza de osasuna y la tercera del Madrid, pero realmente, la mezquindad del Valencia y su entrenador, sólo aliviada con Villa, no merecía descansar en agosto. Más de 30 jornadas metido entre los cuatro primeros merecía ese premio, y Aguirre debbía salir por la puerta grande. De no haberlo logrado, igual hubiera salido. Pero el colofón a su trayectoria en el equipo de Izco es extraordinaria, y merecía esta guinda. Ayer volvieron a brillar los de siempre: Ricardo, Milosevic, Raúl García, David López, Flaño... Nombres que por sí solos dicen poco, pero que se destapan como estrellas emergentes, y cuando tienes el viento a favor, destacan mucho más. Se lo merecen por su regularidad, su buen fútbol a rachas y porque no son once los que juegan y ganan, sino todo el equipo. Contrariamente a mis creencias, a Aguirre, no le han fallado las rotaciones, al contrario, le han salido fantásticas, y por eso ha sorprendido a propios y extraños, y ha dejado un precioso panorama en Pamplona que pocos o nadie podrán igualar. Osasuna ha fichado bien, y se ha apoyado en la gran camada de su cantera para hacer un gran equipo. Algunos vienen despuntando por detrás, pero no deben descuidarse. Izco sigue dejando que desear, sobretodo tras malmeter y arremeter (con razón eso sí), ante el Athletic por tocar a futbolistas de su cantera y de equipos navarros sin permiso rojillo. Lo mismo ha hecho él con el Depor y Caparrós, así que Patxi: boquita cerrada y disfruta con tu equipo, que sí que se lo merece.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres