Blogia
sergiobrau

Gracias Señor.

Llevo algunos días de retraso por culpa de una horribles anginas, pero no me podía olvidar de esto. ¿Qué tal, Señor?- preguntaba yo-. -Muy bien o bueno, o podría estar mejoor señor, -contestaba Oliva-. Así eran los inicios de todas mis entrevistas, y al acabar el "hasta luego Señor", y cada uno a lo suyo. Por eso Oliva se merece estas líneas, por buen tipo, y por ser un Señor, con todas las letras. Como odio a los tipos repugnantes, obviaré a Dmitri, pero me alegro profundamente de la decisión que ha tomado Oliva, y que le ha demostrado a quienes no le conocían, que este no es como Chuchi Cos, ni como Monfort, ni como cualquier otro entrenador calzonazos. No sé dónde acabará el año que viene, ni si aparecerá otra vez en algún banquillo de primera, eso sí, como entrenador, de primera lo es, y todo un Señor. Hasta luego Señor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres