Blogia
sergiobrau

José Javier Esparza (crítico de televisión.

Antena 3 ha eliminado su serie 'Lobos', que había despertado buenas críticas, pero con unas cifras relativas de audiencia insuficientes. Antena 3 ha contribuido
a esa insuficiencia con el cambio de día infligido a la serie: ese fue el cepo donde 'Lobos' perdió su oportunidad de sobrevivir. No es la primera vez
que Antena 3 hace algo así. Y es la segunda ocasión en que la víctima es una serie buena; la primera fue 'El pantano'.

Una asociación de espectadores quiere denunciar a Antena 3 por ello. En realidad, esto de suprimir una serie a los cuatro capítulos es como entrar a ver
una película en un cine y que a mitad de la sesión te apaguen el proyector por falta de aforo. «Oiga, que hay una diferencia -dirá el programador privado-:
la entrada del cine se la paga usted de su bolsillo, pero la serie le sale gratis y el que pierde dinero soy yo». Vale, pero eso es una verdad a medias:
el hecho de que el canal privado se juegue su dinero no significa que carezca de obligaciones; a él se le ha concedido la explotación de un canal privado
para que desarrolle un servicio al público, y dentro de éste figura el proveer al televidente de información veraz sobre los avances de programación.

La cuestión de fondo es la incapacidad de Antena 3 para sostener sus productos cuando pintan bastos. Nótese que 'Lobos' no ha fracasado por poca calidad,
ni tampoco por poco público (¿tres millones de espectadores son poco público?), sino porque, a la misma hora, otros programas tenían más espectadores,
lo cual achicaba la cuota de pantalla y, con ella, el pedazo de tarta publicitaria. Pero Antena 3 aplica una lógica binaria extremadamente cruel: o funciona,
o no funciona. Podríamos hablar de 'darwinismo televisivo', pero no, porque la selección natural es más generosa y permite a las especies adaptarse, hacer
frente a un medio hostil. No así Antena 3. En el organigrama de ese canal va haciendo falta una figura nueva: el Adaptador Darwiniano, es decir, un tipo
(o tipa) que corra en auxilio de los productos que defraudan expectativas comerciales. Porque esto es peor que la ley de la jungla, oiga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres