Blogia
sergiobrau

¡Oé oé oé!

¡Y sí! ¡Campeones!
Si hay buena memoria, dije que nos volveríamos a ver las caras.
Nos las vimos y ¡menuda bofetada les dimos!
Increíble. España fué ganando hasta de 11. ¡Qué partido! ¡Qué efectividad!
De ahí los 40 goles que le hicimos a los croatas.
A falta de 15 minutos, España ya sabía que iba a ganar el oro. Jugó con maestría y efectividad, sin ponerse nerviosa en ningún momento.
Hubo que sufrir más para pasar a la final. Los tunecinos repartieron hasta en el carné de identidad, pero España la alcanzó por primera vez. Y fué llegar y besar el santo.
Con veteranía y juventud, con la sensación del vacío de Masip y Talan, con un entrenador nuevo y conn muchas dudas llegó España a Túnez.
Viene campeona del mundo y tiene loco a todo el país.
A ver si aprenden otros. ¡Salud!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres